Sala de prensa

Noticias

9 de septiembre del 2021

Ribera lanza la primera campaña “en blanco” para concienciar sobre la importancia de visibilizar el suicidio

Ribera lanza la primera campaña “en blanco” para concienciar sobre la importancia de visibilizar el suicidio
  • Los servicios de Psiquiatría del grupo sanitario dan cinco claves para ayudar a la prevención de la que ya es la principal causa de muerte externa
  • Una persona se suicida cada dos horas y media en España y los especialistas alertan sobre el impacto de la pandemia, reflejado en un aumento de casos y de tentativas

El grupo sanitario Ribera lanza mañana, Día Mundial para la Prevención del Suicidio, la primera campaña “en blanco” para concienciar sobre la importancia de visibilizar la acción de quitarse voluntariamente la vida, tal y como lo define la Real Academia Española (RAE). La representación gráfica de la campaña, una página en blanco, quiere poner en evidencia, tal y como señala la breve leyenda en la esquina inferior izquierda, el silencio que rodea a esta conducta en España. “Esta página muestra la visibilidad del suicidio en España, aun siendo la principal causa de muerte externa. Para prevenir el suicidio, hay que hablar de él”, se apunta.

La acción, que se enmarca en el compromiso del grupo sanitario Ribera con una salud responsable, se completa con el diseño de una landinghablamosdelsuicidio.com. Y es que solo en España, una persona acaba voluntariamente con su vida cada dos horas y media, o lo que es lo mismo, casi diez personas al día, 3.700 al año. En el mundo, se registra un suicidio cada 30 segundos. Es la causa del doble de decesos que los que provocan los accidentes de tráfico, y con el aumento de casos como consecuencia del Covid y su repercusión en hábitos y conductas sociales, muchos la consideran ya “la pandemia oculta”.

Como empresa socialmente responsable, el grupo Ribera y sus especialistas de los servicios de Psiquiatría de sus hospitales apuestan por un “cambio en la actitud de la sociedad, que tiene que aprender a hablar con normalidad del tema, y por la implicación de todos, desde las familias a los amigos, los compañeros de trabajo y los profesionales sanitarios, en la prevención”. Porque, añaden, “prevenir el suicidio es posible, si se habla de él”. 

Además, en la web que da soporte a la campaña, apuntan cinco claves para entender y prevenir esta conducta: “El suicidio existe”, recuerdan, apuntando datos estremecedores como los antes apuntados; “No existen dos suicidios iguales”, aseguran, porque “la conducta suicida es una completa interacción de varios factores biológicos, psicológicos, sociales, genéticos y medioambientales”; “Nadie que es feliz se suicida”, explican, porque quien comete esta acción “quiere dejar de sufrir y no ve esperanza, la considera su única salida”. “La persona que se suicida ha ido al médico”, añaden, según se ha demostrado del estudio de la mayoría de los casos. Y aunque explican que “los pacientes con mayor riesgo son aquellos que tienen enfermedades del sistema nervioso central y otras enfermedades crónicas, un 90% de los casos han ido el año anterior al médico por ansiedad, depresión o por problemas físicos que les afectan psicológicamente”. Pero la clave más importante, aseguran, es que “el suicidio se puede prevenir, detectándolo precozmente e interviniendo desde el ámbito profesional, familiar y social, de una forma personalizada”.