SOMOS RIBERA ESTÉTICA

Hilos tensores

Los hilos tensores son unos hilos finos utilizados en cirugía estética.
Su colocación ayuda a incrementar la producción de colágeno y elastina,
lo que mejora el aspecto y la sujeción de los tejidos, y activa la microcirculación de la zona.

Los hilos tensores son unos hilos finos utilizados en cirugía estética. Su colocación ayuda a incrementar la producción de colágeno y elastina, lo que mejora el aspecto y la sujeción de los tejidos, y activa la microcirculación de la zona. Es una técnica que se puede utilizar para eliminar las arrugas y la flaccidez facial, para levantar las cejas o, incluso, para redefinir el óvalo de la cara y el contorno de la mandíbula. Existen dos tipos de hilos tensores:

  • Permanentes. Los elaborados con propileno
  • Temporales. Son los más utilizados. Tras un periodo de aproximadamente dos años son reabsorbidos por el organismo

¿Cómo se realiza?

Es un procedimiento con una duración aproximada de entre 30 minutos y una hora. El tratamiento consiste en introducir los hilos tensores en los puntos en que queremos disminuir la flacidez. Si el paciente lo necesita, se puede aplicar anestesia tópica para disminuir las molestias en el momento del tratamiento. 

Indicaciones

Es una técnica recomendada para mujeres y hombres de cualquier edad, que deseen combatir los primeros síntomas del envejecimiento. De forma más explícita, los hilos tensores se utilizan para:

Disimular arrugas

Elevar las mejillas

Reafirmar el cuello

Elevar las cejas

Dar simetría a la cara

Reafirmar el contorno facial

Resultados

Los efectos de los hilos tensores se observan de forma inmediata y el efecto lifting puede durar entre 10 y 12 meses. El equipo médico le informará del número de sesiones y periodicidad de las mismas para obtener los mejores resultados.

Precio responsable

Elimina tus marcas de expresión con resultados naturales.

665€

Cuidados post tratamiento

Las horas posteriores al procedimiento suelen resultar algo molestas.
Puede presentar hinchazón durante unos días, además de calor en la zona o
incluso podría aparecer algún pequeño hematoma.

En términos generales, las recomendaciones post procedimiento son:

  1. Debes evitar la sobreexposición al calor y a la luz del sol
  2. Si la zona está muy inflamada, aplica frío local