Sala de prensa

Noticias

7 de septiembre del 2021

Fisioterapeutas del grupo Ribera diseñan programas específicos para la rehabilitación del Covid persistente

Fisioterapeutas del grupo Ribera diseñan programas específicos para la rehabilitación del Covid persistente
  • En el Día Mundial de la Fisioterapia se pone de relieve la importancia de esta disciplina durante la pandemia, para la recuperación músculoesquelética y cardiorespiratoria de los pacientes que han pasado la infección o tienen secuelas prolongadas
  • Los fisioterapeutas atienden a los pacientes Covid tanto en la UCI como en hospitalización y, tras el alta, en atención ambulatoria.

Síndrome de fragilidad, dolor, cicatrices, fatiga, encefalopatía, falta de concentración, fibrosis, disnea, debilidad muscular, sarcopenia, contracturas, retracciones, osteonecrosis, miopatías, polineuropatías, insomnio, pérdida de calidad de vida… Estas son algunas de las secuelas que presentan pacientes que han padecido la Covid19 y que continúan mostrando, semanas o meses después, de la infección inicial en lo que se ha dado a conocer como Covid persistente o long Covid. “Los síntomas son extremadamente numerosos y variados, lo que añade complejidad al síndrome, en cuanto a su diagnóstico y su requerimiento de atención sanitaria de carácter multidisciplinar”, según explica el jefe del Servicio de Medicina Preventiva de los hospitales universitarios de Vinalopó y Torrevieja, gestionados por el grupo sanitario Ribera, Vicente García Román.

Los hospitales del grupo Ribera han desarrollado programas específicos para la rehabilitación de pacientes con Covid persistente, así como para ayudar a recuperarse a aquellos que revelan secuelas músculoesqueléticas tras padecer la infección, que se coordinan desde los servicios de Fisioterapia o en las Unidades posCovid. Es en este contexto de atención pluridisciplinar en el que tiene un papel destacado la Fisioterapia. Así se pone de manifiesto en el Día Mundial de la Fisioterapia, que se celebra mañana, 8 de septiembre, y que este año tiene como eje el Covid persistente y la rehabilitación.

La responsable del Servicio de Fisioterapia de Ribera Hospital de Molina, gestionado por grupo sanitario Ribera, Ana Mª Dasí Espinosa, explica que “la fisioterapia actúa sobre las alteraciones físicas, cardiorrespiratorias y osteomusculares, teniendo en cuenta las secuelas y déficits que padece cada paciente”. Asegura que se desconoce con exactitud por qué aparecen estas secuelas y qué pacientes se ven más afectados, “aunque podemos decir que aquellas personas de más edad, con patologías previas a la infección, las hospitalizadas y las que han estado en las UCIS, con largos periodos de ventilación mecánica, son las más propensas a padecerlas”.

El supervisor de Fisioterapia del Hospital Universitario de Torrejón, Enrique Gonzalvo, añade como algunos de los efectos secundarios más comunes en pacientes Covid “la pérdida de flexibilidad muscular, fibrosis y capsulitis adhesivas y pérdida de equilibrio y dificultad para caminar o mantenerse en pie”. Al igual que la responsable del Servicio de Ribera Hospital de Molina, explica que cuanto más largo es el periodo de inmovilización, más grave es la afectación del sistema músculo esquelético. “Pasado un tiempo, se produce atrofia muscular, cuando los músculos pierden tamaño”.

La Fisioterapia se incluye en todas las fases de la enfermedad en los hospitales del grupo sanitario Ribera, y se trabaja con el paciente, siempre que los profesionales así lo determinen, en la Unidad de Cuidados Intensivos, hospitalización, y tras el alta, de manera ambulatoria o de manera telemática, para ayudarle a superar las secuelas de la enfermedad, así como el Covid persistente. Laura Rubio, fisioterapeuta del Hospital Ribera Povisa, explica que en el caso de los pacientes que padecen miopatía tras una infección por Covid o como consecuencia del Covid persistente, es clave el abordaje por un profesional de este Servicio. “El paciente presenta pérdida de fuerza en la musculatura más proximal, en los hombros y escápulas, en el tronco, la pelvis y en la cadera, generando una debilidad muscular muy incapacitante, ya que le dificulta funciones básicas”.

El doctor Adrián Gallego, traumatólogo del Hospital Ribera Polusa, aconseja un programa de rehabilitación específico, basado en ejercicio individualizado y adaptado a cada paciente, bajo control del médico y del fisioterapeuta. “Puede utilizarse electroestimulación y neuromodulación, que ayudan a superar las secuelas físicas y disminuir el dolor”. En la misma línea se pronuncia la responsable de Fisioterapia de Ribera Hospital de Molina. “Es fundamental para estos pacientes realizar un programa de ejercicios físicos estructurado y constante, realista y con objetivos alcanzables, junto con un programa de fisioterapia respi-ratoria, que les permita recuperar la masa, flexibilidad y fuerza muscular general; reducir las miopatías, artropatías y polineuropatías asociadas a la degeneración de las fibras muscula-res; mejorar la funcionalidad respiratoria, reeducar los patrones respiratorios y la eficiencia cardiaca; reducir la disnea, la fatiga y la astenia; recuperar las reservas fisiológicas del orga-nismo; mejorar la propiocepción, la coordinación y el equilibrio; y restablecer la tolerancia al esfuerzo en el desempeño de las actividades de la vida diaria”.

El doctor García Román explica que diferentes estudios apuntan a “mecanismos patogénicos el daño celular, una respuesta inmune innata robusta con producción de citoquinas inflamatorias o un estado procoagulante inducido por la infección como causantes de este Covid persistente”. Otros autores, añade, señalan como hipótesis la persistencia del virus o partículas víricas y cuadros inmunopatológicos mediados por autoanticuerpos”.