23 Jun Expertos internacionales destacan el ahorro del gobierno con el Modelo Alzira

24062015143040rs(1)

Redacción Médica /

23/06/2015

 

Es un ejemplo de sostenibilidad sanitaria en España por su manera de gestionar los servicios públicos,según el catedrático Richard Scheffler

 

Para el catedrático de Economía de la Salud y Política Pública de la Universidad de California-Berkeley, Richard Scheffler, el modelo Alzira ha ahorrado a las arcas públicas del Gobierno valenciano un 20 por ciento de su presupuesto en sanidad, gracias a que es un sistema integrado que cambia la estructura de la organización, es decir, que cuenta con la colaboración público-privada para sacar adelante la gestión del hospital. Un modelo que, junto al Kaiser de Estados Unidos, son ejemplos de sostenibilidad sanitaria, según su criterio.

“Al trabajar mucho en la prevención, también aumentan los ingresos hospitalarios evitables y España ha sido líder en este campo gracias al modelo Alzira”, ha expresado el experto durante una conferencia organizada en la Fundación Ramón Areces y la Universidad Carlos III de Madrid. “Éste no es el único modelo, pero el desarrollo de esos pagos por resultados es algo muy importante si queremos cambiar el sistema asistencial”. En este sentido, Scheffler ha alertado que si el sistema quiere avanzar, es necesario contratar a más enfermeros y menos médicos.
El hospital de La Ribera, en Alzira, se puso en marcha en 1997 en la Comunidad Valenciana a cargo de Ribera Salud, pero no fue hasta 2003 cuando Scheffler y su equipo estudiaron el modelo, una vez se extendió el sistema de asistencia integrada incorporando el sistema de Atención Primaria y atendiendo a 240.000 personas en 35 centros de salud. “Aquí ha sido controvertido porque es una alianza público-privada. Como estadounidense, me resulta curioso esto porque en mi país pensamos justo al revés: es mejor impulsar las cosas dese la iniciativa privada y que el Estado actúe solo de forma subsidiaria, una vez que haya fracasado esa iniciativa privada. Es una cuestión de ideología”, ha reconocido.

En este coloquio, el experto ha comentado que España necesita reformar su sistema sanitario avanzado hacia un sistema integral y coordinarlo para afrontar el envejecimiento de la población y reducir así el gasto sanitario. Y es que, en el 2050, más del 35 por ciento de los españoles tendrá más de 65 años, lo que, a su juicio, tiene una doble lectura: se vivirá más pero habrá que cuidar a toda esa población.

“Entre 1996 y 2010, a pesar de la crisis, el gasto per cápita en salud aumentaba a un ritmo del 3,5 por ciento anual. A partir del 2014, la previsión que maneja el Banco Mundial es que ese crecimiento se estabilice en el 0,5 por ciento anual”. Pese a todo, según esta institución, España no va a ser capaz de destinar muchos más recursos al presupuesto de sanidad. “Esto no es un problema importante a la hora de pensar en política sanitaria. España tiene que ser más eficaz y eficiente en su sistema sanitario”, ha destacado.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies