14 May Ribera Salud se adhiere como ‘empresa embajadora’ a la Fundación por la Justicia

Redacción Médica /

14/05/2015

 

También colaboran las empresas Dulcesol y cuadernillos Rubio

El consejero delegado del grupo Ribera Salud, Alberto de Rosa, y Alejandro Mañes, patrono de la Fundación por la Justicia, han firmado un convenio de colaboración a través del cual Ribera Salud se adhiere como ‘empresa embajadora’ a la Fundación por la Justicia.

Mediante este acuerdo se formaliza la voluntad de la compañía para promover la dimensión más solidaria de la responsabilidad social corporativa. Para Alberto de Rosa, “las empresas tienen que comprometerse con la sociedad a la que sirven. Con un poco de esfuerzo por parte de todos, se pueden lograr importantes mejoras en nuestro entorno más cercano”.

La firma del convenio, celebrada en el colegio Nuestra Señora de los Desamparados de Nazaret, ha servido para dar a conocer el primer proyecto en el que colabora Ribera Salud junto a Dulcesol y Cuadernillos Rubio. Se trata de la escuela matinal que proporciona a un grupo de 25 niños y niñas de entre 3 y 11 años actividades lúdicas a primera hora de la mañana antes de incorporarse a las aulas.

El proyecto pretende ofrecer un servicio a todos aquellos padres y madres del centro que por distintos motivos (laborales, familiares, etc.) se ven obligados a dejar a sus hijos en el colegio antes de las 9:30, hora en que comienza el horario lectivo. Además de realizar juegos y actividades lúdicas con una monitora, los niños tienen la posibilidad de desayunar si no lo han hecho en casa y a través de un taller los más pequeños aprenden a lavarse los dientes.

Los objetivos de la iniciativa, que se alargará hasta el final del curso escolar, son ayudar a los escolares a adquirir hábitos de cuidado de la salud y el bienestar, establecer relaciones afectivas satisfactorias, representar de forma creativa y personal distintos aspectos de la realidad, utilizar el lenguaje verbal de forma cada vez más adecuada, facilitando la participación en la vida de su familia y de su comunidad además de atender a las necesidades de las familias en las que los padres trabajan y no tienen con quien dejar a sus hijos a partir de las ocho y media de la mañana.

María Colorado, directora de Cooperación y Administración de la Fundación por la Justicia, ha agradecido públicamente el compromiso de Ribera Salud y ha apelado al compromiso de las empresas para poder seguir desarrollando iniciativas de este tipo. “Si conseguimos los apoyos necesarios, el curso que viene podríamos desarrollar este proyecto en otros centros de Valencia cuya realidad es muy similar a la que viven los niños de Nazaret”.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies