09 Abr Jornada sobre la cooperación público privada en el Hospital Universitario de La Ribera

09/04/2015

 

 

Profesionales del grupo Ribera Salud se reúnen para analizar el modelo concesional sanitario como estrategia de gestión pública para mejorar la calidad del servicio que reciben los ciudadanos y contribuir a la sostenibilidad del Estado de bienestar.

 

El Hospital Universitario de La Ribera (Alzira) ha acogido la jornada ‘La cooperación público-privada: un marco relacional para la creación de valor público’, una sesión de trabajo en la que se ha puesto de manifiesto el alineamiento de objetivos perseguidos por las empresas y por la Administración Pública en la búsqueda del bien general y en la que se han abordado, entre otras cuestiones, las diferentes fórmulas de cooperación existentes en multitud de sectores, cómo debe realizarse esta colaboración para que genere valor público o qué rol debe jugar el sector público y el sector privado en esta relación.
Mónica Reig, directora asociada del Programa PARTNERS del Instituto de Gobernanza y Dirección Pública de ESADE, ha sido la encargada de dirigir esta sesión de trabajo. Mónica Reig se centró en el importante papel del ciudadano y abrió el debate sobre el cambio de rol al que se enfrenta la administración Pública en la actualidad. “La Administración debe aprender del sector privado para ser competitiva. El sector privado aporta conocimiento, innovación y especialización a una Administración que es generalista”. Según esta experta, Diplomada en Dirección de Empresas por IESE, Licenciada en Derecho y Máster en Dirección Pública por ESADE, la cooperación público privada en España está muy lejos de las prácticas que realizan otros países como Holanda, Finlandia, Reino Unido, Suecia y Alemania y afirmó que la asignatura pendiente que tiene nuestro país es la falta de evaluación continua e independiente. “El sector público debe velar para que el servicio se desarrolle con rigor mediante mecanismos de control continuos del contenido. De la construcción de una base sólida y legítima entre sector privado y público depende el potencial de un país para desarrollarse y crecer. La colaboración público privada supone aceptar la transformación del Estado y no es correcto hablar de privatizaciones en este contexto”.
Esta jornada, que ha contado con la colaboración de Pfizer, se enmarca dentro de un ciclo formativo con el que el grupo Ribera Salud acerca a sus profesionales temas de actualidad a cargo de expertos en la materia. En ella han participado profesionales de las concesiones sanitarias de La Ribera, Torrevieja, Vinalopó y Denia así como de la central de compras b2bsalud. Los participantes han tenido la oportunidad de profundizar sobre la utilidad y el valor que tiene la cooperación público privada como como un trasvase de experiencia y conocimiento entre ambas partes y conocer otras experiencias existentes a nivel nacional e internacional y en otros sectores como educación, infraestructuras o gestión de servicios.
Para Alberto de Rosa, consejero delegado del grupo Ribera Salud “sin colaboración público privada no se podría mantener el Estado de bienestar tal y como lo conocemos y que es uno de los pilares de nuestra sociedad democrática” Durante su intervención, Alberto de Rosa subrayó la conveniencia de disponer de datos comparativos. “Es necesaria la creación de un observatorio independiente que analice el funcionamiento de los diferentes modelos existentes”. Ha clausurado la jornada el Dr. Manuel Marín, Director Gerente del Departamento de Salud de La Ribera, quien ha recordado que “el Hospital Universitario de La Ribera fue la primera experiencia en España de un modelo de concesión administrativa en el sector sanitario y origen de un modelo que se ha extendido dentro y fuera de la Comunidad Valenciana“.
Un modelo consolidado
El modelo concesional sanitario se puso en marcha en 1999 con la apertura del Hospital de La Ribera en Alzira pero España es un país con una larga tradición en modelos de cooperación público privada, y existen desde hace años otras fórmulas de colaboración como los conciertos o la externalización de servicios no sanitarios que funcionan en diferentes Comunidades Autónomas. El desarrollo y expansión que ha tenido el modelo concesional sanitario en la Comunidad Valenciana, donde más de un millón de valencianos reciben asistencia con este modelo, se debe al alto nivel de compromiso que le otorgan los más de 6.000 profesionales que trabajan en él, entre personal laboral y estatutario en los hospitales y centros de salud, con una innovadora política de los Recursos Humanos, que contempla un sistema de incentivos vinculado a resultados en salud. De hecho, Ribera Salud es una de las empresas que más empleo y más empleo estable ha generado en la Comunidad Valenciana en los últimos años con un 90% de contratos indefinidos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies