09 Mar Mariano Guerrero: «Hay que dedicar tiempo al paciente y no resolver todo con exploraciones complejas»

Información / Pino Alberola

09/03/2015

 

 

Mariano Guerrero, Presidente del 19 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria.

 

Cerca de 2.000 congresistas asisten desde hoy al encuentro que anulamente reúne a directivos de hospitales de toda España. Una cita que por vez primera se celebra en Alicante y en la que se abordarán los retos a los que se enfrenta el sistema sanitario español.
 ¿Se atreve a vaticinar cómo será la sanidad dentro de una década?

– Será una asistencia de mucha calidad y carísima de mantener, por eso hay que ser más efcientes en la gestión. En los últimos 30 años los avances han crecido más que en toda la historia de la humanidad, lo que unido a que el 18% de la población es mayor de 65 años y buena parte de la misma sufre patologías crónicas hace que esta situación sea muy compleja. En algunas Comunidades más de la mitad del presupuesto va a los servicios sanitarios.

 

 ¿Qué lecciones se han aprendido de la crisis?

R –  Bastantes. Es necesaria una refexión constante de lo que haces, tener los pies pegados al suelo. También que la calidad de los servicios sanitarios es una garantía a los ciudadanos, pero hay que pensar que algunos de estos servicios no aportan valor a la salud. No podemos caer en una utilización excesiva de los servicios, sólo de aquellos que tienen impacto en la salud de la población. Hay tecnologías en torno a las que no hay seguridad de que aporten una mejora sobre las cosas que usábamos antes y que eran menos costosas. Se trata de garantizar el sistema sanitario español, que se basa en una financiación por impuestos, lo que lo hace tremendamente solidario. Con la crisis nos hemos dado cuenta de que se pueden hacer las cosas de otra forma. Hay que huir de algo que ha invadido nuestras vidas y que es la fascinación tecnológica. Hay que pensar en una alternativa a métodos más tradicionales. Una asistencia sanitaria basada en el autocuidado, en dedicarle tiempo a los pacientes y no resolverlo todo a base de exploraciones complejas.

 

P – ¿Cómo se puede dedicar más tiempo al paciente con las plantillas de médicos cada vez más congeladas?

R – Sí, es un sistema complejo. El desarrollo de las ciencias médicas hace que los profesionales estén en docencia, asistencia e investigación. Lo que hay que hacer es priorizar y tener muy claro qué es lo más eficiente y lo más valorado por la población. Los profesionales deben enfocar sus habilidades y tiempo a resolver las brechas de salud que la ciudadanía tiene, compaginándolo con la docencia e investigación. Otro elemento de los hospitales del futuro es abogar por un perfil de directivo lo más profesional posible y comunicador. Dirigimos centros que se parecen más a una orquesta filarmónica que a una empresa de producción de materiales. Los profesionales que trabajan en los hospitales son maestros en su área y el directivo debe ser el coordinador de todas estas áreas.

 

– Pero actualmente parece que a un director del hospital se le escoge más por su afinidad política que por su profesionalidad.

R – Las autoridades sanitarias ejercen su derecho a elegir a los directivos que quieren para trabajar en sus áreas de responsabilidad. Lo que puede entrar en discusión es que se ha confundido la confianza personal con la profesional. Este país tiene muy buenos directivos sanitarios, aunque es una profesión sujeta a cambios y a movimientos. Nosotros siempre pedimos que exista una profesionalización al frente de las organizaciones sanitarias y para eso hay que apostar por la formación constante. Cuando se les pregunta a los directivos dicen que tienen más oportunidad de trabajar en un hospital por su afinidad política que por su formación y para esto la solución es formarse en gestión sanitaria.

 

P – Los últimos hospitales que se han abierto en la Comunidad son públicos, ¿certifica esto el fracaso del modelo de hospital público gestionado por una empresa por el que tanto apostó la Generalitat?

 R – No, se trata sólo de una decisión política. El llamado modelo Alzira está siendo estudiado y llevado a cabo con éxito en diferentes partes del mundo. Las decisiones políticas son decisiones políticas y unir una cosa con otra no tiene sentido. Hay momentos en los que es aconsejable hacer una cosa, pero eso no quiere decir que haya que poner ese modelo en duda. El modelo Alzira se está estudiando en universidades prestigiosas del mundo como un modelo que ha logrado una estabilización del gasto manteniendo un altísimo nivel de adherencia de los ciudadanos, de investigación y docencia.

 

– ¿Cree que el hecho de que el personal de los hospitales públicos sea funcionario es un hándicap para su funcionamiento?

 R – El problema no es el profesional sino la incentivación económica, docente e investigadora. Es un sistema rígido que no permite premiar al mejor. Todos cobran igual y cuando se incentiva es una cantidad pequeña.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies