25 Dic El Hospital Universitario de La Ribera ofrece consejos para afrontar las comidas navideñas sorteando la crisis y con salud

29122014134003comida

El Seis Doble /

25/12/2014

 

 

No prolongar las celebraciones culinarias más de quince días y limitar el consumo de alcohol, dulces y frutos secos

 

El Servicio de Nutrición y Dietética del Hospital Universitario de La Ribera ofrece consejos para sortear la crisis en las celebraciones culinarias navideñas y aumentar la ganancia en salud.

En este sentido, la jefa del Servicio de Nutrición y Dietética del Hospital, Dra. Pilar Luna, ha destacado que “comer bien, barato y equilibradamente es un placer al que no hay que renunciar tampoco en Navidad”.

Así, la Dra. Luna recomienda fijar con antelación los días que van a ser festejados con un menú especial, para evitar pasar todas las fiestas comiendo y bebiendo en exceso y “evitando prolongaciones de más de 15 días, que perjudican tanto a la economía doméstica como a la salud”. Del mismo modo, es aconsejable no acudir a las comidas o cenas en ayunas, ya que, de esta forma, resulta más fácil controlar el apetito.

 

Según la jefa del Servicio de Nutrición y Dietética del Hospital Universitario de La Ribera, “la Navidad es una excelente ocasión para recuperar los platos tradicionales (cocido navideño, todo tipo de arroces), que son más saludables y económicos y que han superado muchas crisis hasta llegar a la actualidad”. Asimismo, hay que tener en cuenta que el alcohol, los dulces y los frutos secos deben consumirse “de forma muy moderada”, ya que se trata de productos que contienen una elevada cantidad de calorías. “Además de evitar accidentes, diabetes y riesgo vascular, se disminuirá también el coste de las comidas navideñas”, ha señalado la Dra. Luna.

En este sentido, “se puede tomar algo de alcohol en las comidas, pero no hay que mezclar los diferentes tipos de bebidas”, ha afirmado la Dra. Luna, quien ha puntualizado que “debemos ser conscientes que la sed se sacia con agua, mientras que el vino es para deleitarse”.

 

Para los postres, el Hospital Universitario de La Ribera recomienda las frutas naturales (naranja, por ejemplo), así como el boniato y la calabaza asada, “excelentes postres dentro de nuestra tradición”. Del mismo modo, se recomienda aprovechar estos días, óptimos para compartir, para elaborar con niños y mayores los dulces tradicionales (rollitos de anís, tortitas de cacao, mazapanes), “que son más ricos en grasas poli-insaturadas que los que proceden de la pastelería europea, hechos con natas y mantequillas, aunque siempre sin olvidar que los dulces hay que tomarlos en cantidades pequeñas”, ha señalado la Dra. Luna.

En caso de realizar una comida copiosa, se recomienda realizar una cena ligera, basada en caldo de verduras, fruta y algún lácteo, “y compensar los excesos alimentarios con una mayor ejercicio físico, aprovechando para caminar, lo que no conlleva ningún gasto económico extra”.

Por último, el Hospital Universitario de La Ribera recomienda adecuar las comidas navideñas a las personas mayores, especialmente a las dependientes, con el fin de facilitarles una fácil masticación / deglución. Así, es importante elaborar menús con texturas diferentes, cuidando la presentación para que resulte atractiva.

 

El Hospital de La Ribera recuerda la importancia de integrar a los mayores en las celebraciones y compartir con ellos sus recuerdos. “Recordar la dieta que ellos tenían y la actividad física que realizaban y compararla con la realizada hoy en día, puede ayudar a disminuir los errores actuales, aumentar el ejercicio y a trabajar la memoria, por lo que tanto los mayores como los más jóvenes pueden mejorar su salud”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies