14 Dic El modelo Alzira, un ejemplo para el servicio británico de salud

16122014113325images

La Razón (A Tu Salud) /

14/12/2014

 

 

Un estudio de NHS avala las cualidades del modelo de gestión privada de los centros sanitarios públicos

El interés de los gestores británicos por la modalidad organizativa público-privada ha quedado patente esta semana, según lo refleja el último informe del National Health Service (NHS). En dicho texto recomiendan la vinculación público-privada (APP) como una opción para lograr una organización que sea más eficiente para su sistema nacional de salud. Y como muestra, han apuntado hacia nuestras fronteras, poniendo como ejemplo el modelo Alzira, creado en 1999 y puesto en marcha en el Hospital La Ribera (Valencia) perteneciente al Grupo Ribera Salud, una empresa privada que administra y gestiona hospitales que son de titularidad pública. Tal y como explican desde el Gobierno británico, la externalización de la gestión «es particularmente eficaz cuando existe un mal desempeño clínico o bien financiero que no es estructural. Este modelo puede llegar a producir un importante cambio de dirección y también de liderazgo».
PIONERO
Por su parte, los medios de comunicación internacionales, como el periódico «The Guardian», informan de que Ribera Salud «fue el primer hospital público de gestión privada en el país y el modelo ahora cubre el cuatro por ciento de la población de toda España y el 20 por ciento de la región de Valencia».
En el mismo informe del NHS también proponen una variedad de formas de organización colaborativa, contractual y de consolidación que podría lograr que se produjera dicho cambio y que incluiría a empresas mixtas y a federaciones. El objetivo no es otro que «lograr mejores resultados para los pacientes y al mismo tiempo obtener beneficios financieros, aunque conservando su entidad jurídica original», explica David Dalton, del NHS. Los modelos contractuales incluyen la externalización de la gestión, así como una cadena a nivel de servicio por el que «un proveedor ofrece servicios de otros proveedores». Además, la externalización de determinados servicios proporciona acceso a diferentes conocimientos, a nuevas tecnologías y ayuda a resolver las deficiencias en la fuerza de trabajo clínico», explican desde el servicio de salud británico. Los representantes de salud ingleses también destacaron en este trabajo otras opciones en las que se incluye el uso de los denominados «apadrinamientos», por los cuales los grandes hospitales podrían ayudar a los centros de especiales.
EL EJEMPLO ALEMÁN
Otro ejemplo que ponen los británicos es la idea de un único proveedor que opere con una serie de filiales, tal y como hacen desde el grupo de hospitales alemán Ameos, que cuenta con 68 instalaciones en Alemania y Austria, y proporciona una cantidad significativa de asistencia sanitaria pública. Su modelo de negocio se basa en la identificación y la compra de los hospitales que fallan.
Con el fin de acelerar estas reformas y llevar la mayor transparencia, el secretario de salud británico, Jeremy Hun, estableció el plazo de un año para la realización de fusiones, franquicias y adquisiciones.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies