07 Sep Ribera Salud, un modelo en expansión al resto del mundo

08092014133902pruebas

El Mundo de Valencia /

07/09/2014

 

 

Dieciséis años de historia

 

Alzira fue la primera experiencia de concesión administrativa de un servicio de salud que se consolidó en la Comunidad Valenciana. Hoy funcionan 5 hospitales y más de 100 centros de atención sanitaria y sirve de referente a otros países para gestionar infraestructuras relacionadas con la sanidad.

 

Ya hace dieciséis años de la inauguración del primer hospital público de gestión privada de España. Con la apertura del Hospital de la Ribera de Alzira en enero de 1999 comenzaba un modelo de gestión sanitaria que hoy es conocido a nivel nacional e internacional como “Modelo Alzira”. Y unos años antes, a principios de la década de los 90, se ponía sobre la mesa una propuesta para mejorar el Sistema Nacional de Salud conocido como “El Informe Abril” por Fernando Abril Martorell que entonces presidía la comisión encargada de su redacción, y que continúa siendo, a día de hoy, un documento fundamental para entender las complejidades de nuestro sistema sanitario, y sus posibilidades de reforma. Para Alberto de Rosa, consejero delegado del grupo Ribera Salud, “muchos de los retos a los que se enfrenta actualmente nuestro sistema sanitario público son los mismos que plantea el Informe Abril que sigue siendo un documento de enorme valor que sirvió para la reflexión y el debate con propuestas concretas de mejora de las que lamentablemente, pocas se materializaron”. Una de esas propuestas que recogía el informe, proponía la separación entre la financiación y la provisión de los servicios en nuestro Sistema Nacional de Salud que sirvió para desarrollar las empresas públicas, fundaciones y concesiones administrativas en todo el territorio nacional.

 

Una gran capacidad para asumir retos innovadores, mucha iniciativa y buenas habilidades de gestión promovieron que Ribera Salud iniciara su actividad en 1997 como colaborador de la Administración Pública valenciana para participar en el primer proyecto PPP hospitalario de España, el Hospital de La Ribera, que como le gusta recordar a Alberto de Rosa “no nace en una época de crisis, sino en una época de bonanza económica y por las necesidades de reforma en el sistema sanitario público que planteaba el Informe Abril”.

 

Las concesiones administrativas de servicios públicos cuentan con una larga trayectoria en España en otros sectores de infraestructuras o por ejemplo en el servicio público del agua, pero Alzira es la primera experiencia de concesión administrativa en el sistema sanitario público, que desde siempre ha sido un referente para otros países.

 

Los desafíos a los que se enfrentaba la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, la consolidación y extensión del modelo público privado dentro y fuera de la Comunidad Valenciana y la experiencia de Alberto De Rosa en la gerencia de diversos hospitales públicos y privados, destacando los 9 años al frente del Hospital de La Ribera, marcan el cambio de rumbo de la empresa Ribera Salud que en 2007 pasó de socio financiero de la Administración Pública a convertirse en un potente grupo empresarial sanitario con participación junto con otros socios, en varios proyectos en la Comunidad Valenciana. “Nos gusta definirnos como concesionarios de la Administración Pública”, apunta Alberto de Rosa

 

¿CÓMO SURGIÓ?

Por el proceso de reflexión sobre la sostenibilidad del sistema sanitario público a largo plazo que tuvo lugar a principios de los 90 y amparándose en la Ley 15/97 de nuevas formas de gestión que fue aprobada por la práctica totalidad del Parlamento Español

 

SU MISIÓN

Desarrollar un modelo sanitario con la introducción de herramientas de gestión privada, manteniendo los mismos criterios y valores en los que se sustenta el sistema público, es decir, aunar la fortaleza del sistema sanitario público con la flexibilidad de la iniciativa privada

 

MODELO EN EXPANSIÓN

Ribera Salud participa con diferente porcentaje accionarial en las sociedades gestoras de 4 hospitales públicos de la Comunidad Valenciana y en más de cien centros de salud: en Alzira (45%), Torrevieja (65%), Denia (35%) y Vinalopo (60%). También participa en BR salud- concesionaria del servicio de Laboratorio Central del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid) que da servicio a 6 hospitales públicos y más de 1.200.000 ciudadanos y tiene participación sin control en la sociedad Erescanner Salud. El grupo cuenta además con una central de compras, b2bsalud que da servicio a los hospitales participados y está abierto al resto de operadores del territorio nacional. Y ha participado en la construcción, puesta en marcha y consolidación de los hospitales de Manises en Valencia y Torrejón en Madrid que fueron vendidos a su hasta entonces socio Sanitas, a finales de 2012. “Somos la única empresa sanitaria española que se dedica única y exclusivamente al modelo PPP, por lo que es lógico que hayamos participado en muchos de los proyectos ofertados en materia de colaboración público privada, indica Alberto de Rosa.

 

En Madrid hay 4 hospitales con este modelo (Valdemoro, Torrejón, Móstoles y Collado Villalba) y serían 6 hospitales más si se hubiera implantado el proyecto de externalización parado por decisión judicial y en el que el grupo Ribera Salud había resultado adjudicatario para la gestión de dos hospitales en Vallecas y Arganda. Para Alberto de Rosa“es increíble que habiéndose cumplido las advertencias de la falta de sostenibilidad del sistema sanitario público que ya anunciaba el Informe Abril, haya profesionales y gestores de la sanidad que defiendan un sistema gestionado y financiado 100% públicamente cuando en todos los países de nuestro entorno europeo se ha avanzado en un cambio de modelo y en la introducción de nuevas fórmulas de gestión”. Alberto de Rosa lo tiene claro, “habría que hacer otro Informe Abril, crear un grupo de trabajo que elabore un informe sobre la sostenibilidad futura de la sanidad española, así como un observatorio independiente que analizara los resultados de los distintos modelos existentes”.

 

Desde sus inicios, el modelo ha suscitado el interés de diversos organismos e instituciones extranjeras que periódicamente visitan los centros gestionados por el grupo. Un ejemplo reciente lo encontramos el pasado mes de diciembre en la última cumbre mundial de innovación celebrada en Qatar donde el modelo de Ribera Salud ha sido presentado junto con otras experiencias de los cinco continentes como un caso de éxito. Y la prestigiosa Escuela Harvard Business School prepara un caso de estudio para sus alumnos. Además, en Portugal funcionan 4 hospitales con modelo público privado similar al modelo valenciano.

 

MODELO DE SALUD

Conscientes del desconocimiento y confusión existente en algunos sectores de la población y de la necesidad de mayor pedagogía, la empresa insiste en que este modelo forma parte del Sistema Público de Salud. “Son centros públicos que funcionan con los mismos criterios que el resto de hospitales de la red, puesto que la propiedad, el control y la financiación son públicos, y tan solo la gestión es privada”. Consideran que su modelo es satisfactorio para los pacientes según las encuestas que periódicamente se realizan y que revelan que la mayoría de los encuestados desconoce el modelo porque “al ciudadano le importa más cómo se gestiona que quien gestiona”. Desde el grupo se defiende también que este modelo “es una oportunidad para los profesionales que quieren desarrollarse y formarse con las herramientas que permite la flexibilidad de la iniciativa privada, y con mayor autonomía de gestión”. Ribera Salud es una de las empresas que más empleo, y más empleo estable ha generado en la Comunidad Valenciana en los últimos años. Su política de Recursos Humanos contempla un sistema de incentivos vinculado a resultados en salud que premia al que más y mejor trabaja, porque según De Rosa “no se puede tratar igual al desigual”. El grupo ha apostado desde sus inicios por la Formación, Docencia e Investigación. El Hospital de Alzira es Universitario desde el año 2007, y en breve también serán universitarios los centros de Torrevieja y Vinalopo. Ribera Salud complementa la cualificación de su equipo humano con un continuo esfuerzo inversor para dotar a los centros sanitarios de la mejor tecnología como PET-TAC, Resonancias Magnéticas, Gammacámaras, Aceleradores lineales o Mamógrafo digital 3D con tomosíntesis para el diagnóstico del cáncer de mama, entre otros. De todas las críticas que se han hecho y se hacen hacia nuestro grupo, me molesta especialmente aquella que asegura que se priorizan los intereses económicos sobre los asistenciales porque además de ser totalmente falso, es un ataque a la profesionalidad de muchas personas”, indica De Rosa.

 

EL SALTO INTERNACIONAL

En 2013 el grupo logró consolidar su posición en los diferentes proyectos en los que participa y un año después se concentra en su estrategia de internacionalización. Recientemente se han inaugurado los dos primeros hospitales con modelo público privado de América Latina ubicados en Villa María del Triunfo (Lima) y en Callao, en los participan y aportan su asesoramiento y know how como empresa especializada en el modelo PPP. Además de esta experiencia internacional, en Chile el grupo participa como proveedor tecnológico con su sistema informático Florence en varios hospitales públicos. “La sanidad es un sector con un componente local muy importante, por lo que estos primeros proyectos nos servirán para aprender y adquirir una experiencia en un entorno diferente, que nos servirá para acometer otros proyectos internacionales en un futuro porque estamos seguros de que la extensión del modelo fuera de España va a continuar en los próximos años”, afirma Alberto de Rosa.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies