29 Jun El Hospital de Torrevieja incide en la importancia de cuidar la piel

La Verdad / P.A.

29/06/2014

 

 

Los especialistas abogan por la responsabilidad a la hora de exponerse al sol y recomiendan hacerlo siempre con moderación para evitar la radiación ultravioleta

 

El Departamento de Salud de Torrevieja pretende sensibilizar a toda la población acerca de la importancia que supone seguir consejos y pautas de comportamiento correctas frente a una inadecuada exposición solar. Durante el período estival se hace especialmente necesario recodar que, aunque el sol es imprescindible para la vida y tiene efectos beneficiosos sobre el organismo, también produce acciones negativas sobre él. En este sentido, los especialistas abogan por la responsabilidad a la hora de exponerse al sol y hacerlo siempre con moderación.
Entre las principales consecuencias de una exposición excesiva a la radiación ultravioleta figuran el cáncer de piel, las lesiones oculares y el envejecimiento prematuro de la piel. Según la OMS, se estima que cada año se producen en el mundo 132.000 casos de melanoma maligno y mueren aproximadamente 66.000 personas por causa de éste y otros tipos de cáncer de piel.
La prevención es la medida más recomendable para mantener sana nuestra piel y es importante que el paciente, ante cualquier síntoma, acuda a su centro de salud con el fin de obtener un diagnóstico que ponga fin a cualquier posible problema mediante el tratamiento adecuado para cada caso.
El sol aumenta el ánimo y mejora el humor, ayuda a sintetizar vitamina D3, a curar o paliar ciertas enfermedades….Pero por otro lado, puede dañar seriamente nuestra salud, no sólo cuando nos quemamos la piel (eritema), sino porque produce cambios en ella que favorecen el envejecimiento prematuro e, incluso, el desarrollo de cáncer de piel.
En este sentido, se habla de fotoinmunosupresión: la radiación solar produce una disminución de la capacidad de defensa inmunitaria de la piel a dosis inferiores a las necesarias para producir una quemadura solar, de este modo la piel puede no detectar una mutación en una célula por lo que esta puede multiplicarse y producir un cáncer de piel.
Por ello, hay que tener en cuenta que nuestra relación con el sol debe ser prudente y responsable, de modo que hay que tener siempre presentes una serie de conceptos que nos permitan disfrutar de actividades al aire libre sin correr riesgos innecesarios debidos a la exposición solar.
La intensidad de la radiación solar es máxima entre las 12 y las 16 horas. Evitar la exposición solar durante este período es fundamental para prevenir consecuencias indeseadas. Sólo el 10% de la radiación ultravioleta (UV) es retenida por las nubes, por tanto en un día nublado sigue existiendo el riesgo a las quemaduras solares producidas por los rayos UV.
Debemos conocer que la radiación solar que llega a la piel es la suma de la directa y la que está reflejada por nuestro entorno. El césped refleja un 5%, el agua un 10%, la arena un 25%, y la nieve un 80%. Además, es importante aplicar siempre protector solar de manera generosa y uniforme, una media hora antes de la exposición .

Precauciones
La piel infantil presenta unas características que la diferencian de la del adulto. Aunque es más suave, posee una capa externa protectora más fina, por lo que la probabilidad de erosión, infección o quemadura solar es mayor . El hecho de carecer de vello también contribuye a la fragilidad. Los adultos poseen una mayor cantidad de sebo cutáneo y anticuerpos específicos en la piel que les protegen.
En verano, no debemos exponer a los niños al sol de 12 a 16 horas. Fuera de estos horarios la mejor protección es la ropa. Existen diferencias entre los niños de piel más clara y aquellos cuya piel es oscura. Los primeros deben utilizar filtro solar siempre. Los de piel oscura pueden no utilizar filtros en las horas de menor intensidad (antes de las 10 y después de las 18 horas). Los filtros ideales para los niños son los físicos, ya que los químicos presentan mayores riesgos de irritación y alergias. Los recién nacidos y menores de un año no deben ser expuestos al sol si el índice ultravioleta es mayor de 5.
Dermatología
El Servicio de Dermatología del Hospital de Torrevieja atiende toda la patología dermatológica general y oncología cutánea. Todos y cada uno de los profesionales cuentan con la mejor formación, aptitud y especialización para el desarrollo de cada área concreta de trabajo. Se añade además el trato humano que habitualmente se ofrece a todos los pacientes. Este servicio tiene un papel destacado en el diagnóstico precoz y seguimiento de la oncología cutánea. Los especialistas participan en los comités de tumores cutáneos en los que facultativos de diversas especialidades abordan los casos complejos. El diagnóstico y tratamiento del melanoma es una de sus prioridades.
El equipo de dermatólogos del Hospital de Torrevieja también se ocupa del diagnóstico, tratamiento y seguimiento de dermatitis, psoriasis, acné, enfermedades ampollosas y enfermedades de transmisión sexual.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies