23 Jun Tratamiento especializado de la degeneración macular en el Hospital Universitario de La Ribera

Levante /

23/06/2014

 

 

El Hospital Universitario de La Ribera es uno de los pocos centros públicos de España que dispone de una unidad específica encargada del abordaje ágil y continuado de la degeneración macular senil, una patología ocular muy frecuente que afecta a la visión central, impidiendo a quienes la padecen realizar actividades cotidianas, como leer, conducir o coser, así como identificar personas y objetos.
Esta unidad depende del Servicio de Oftalmología del centro hospitalario, uno de los más activos y prestigiosos de la Comunitat Valenciana, al que acuden pacientes aquejados de problemas en los ojos de toda la región.
La Unidad de Mácula del Hospital Universitario de La Ribera, en funcionamiento desde hace seis años, ofrece al paciente un tratamiento personalizado, a manos de personal experto, que realiza un estrecho seguimiento de los pacientes y que utiliza todos los adelantos médicos y tecnológicos para el tratamiento de esta patología, la causa más frecuente de ceguera entre las personas mayores de 6o años en los países desarrollados. De hecho, más de 400 pacientes han sido tratados en la Unidad de Mácula del Hospital de La Ribera en el último año.
Según ha destacado el jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de La Ribera, Dr. Juan Miguel Tomás, «la degeneración macular se produce cuando los vasos sanguíneos detrás de la retina comienzan a crecer anormalmente debajo de la mácula, que se encuentra en el centro de la retina del ojo, de forma que el paciente ve una especie de mancha negra en el centro de su visión, sin que ésta afecte a su visión periférica».
En la actualidad, el tratamiento que se utiliza en el Hospital de Alzira de forma más efectiva es la inyección intraocular de Anti-VEGF (Vascular Endothelial Growth Factor), que son unos medicamentos que hacen desaparecer los vasos sanguíneos causantes de la lesión y que frenan la progresión de la degeneración macular senil hacia la ceguera progresiva.
«Estos medicamentos se inyectan en el globo ocular durante una intervención que se lleva a cabo de forma ambulatoria, con una duración de escasos minutos y para lo que se administra al paciente un colirio anestésico. Una vez intervenido, el paciente se marcha a su casa de forma inmediata, ya que no suelen producirse complicaciones», ha afirmado el Dr. Tomás.
Generalmente, se requiere un mínimo de tres pinchazos (uno por mes), que puede ser necesario repetir posteriormente en función de la evolución de la enfermedad. En determinados pacientes puede ser necesario realizar estos pinchazos durante toda su vida.
De hecho, la degeneración macular senil es una enfermedad crónica, de forma que con el tratamiento lo que se consigue es revertir la patología, evitando, así, que la degeneración progrese a la ceguera.
Asimismo, la Unidad de Mácula del Hospital Universitario de La Ribera cuenta con un equipo de Tomografía de Coherencia Óptica, una tecnología de alta definición, que permite el diagnóstico más certero y el posterior seguimiento tras la intervención.
El hecho de que el Hospital de La Ribera disponga de una Unidad de Mácula específica, permite agilizar esos procedimientos. El paciente con síntomas es citado en pocos días, y sin largas demoras, en la Unidad de Mácula, donde de manera inmediata se le realiza un examen completo del ojo, con pruebas de agudeza visual, exámenes del fondo del ojo (angiofluoresceínas, tomografías de coherencia óptica-OTC) o medición de la presión del ojo, para programar su tratamiento.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies