08 May La privada ofrece su gestión eficiente al sistema público

0905201412395908

Redacción Médica / Enrique Pita / Imagen: Miguel Ángel Escobar

08/05/2014

 

 

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid ha acogido una jornada de análisis de los distintos modelos de colaboración en el ámbito de la sanidad en la que se ha abundado en un mensaje: para mantener la fortaleza de la sanidad pública es necesario utilizar herramientas del sector privado. En este sentido, el secretario general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Juan Abarca, ha defendido una sanidad pública eficiente que cuente con la colaboración de la privada. “No pedimos que se externalice la gestión, pero sí que la pública se gestione de forma eficiente”, ha abundado.

 

Abarca ha recordado que la sanidad pública “no nació para ser eficiente sino eficaz” y ha señalado que esa perspectiva debe cambiar. En este punto, ha señalado que, sin embargo, la privada “compite con otros hospitales privados, con las aseguradoras y con un sistema público universal”. Así, ha defendido el papel de la sanidad privada como liberadora de recursos de la sanidad pública. “Todo lo que sea consumo sanitario privado es un ahorro para el sistema público, tanto en términos económicos como de recursos”, ha dicho, y ha recordado que la sanidad privada genera un ahorro directo de 4.000 millones de euros al sistema público. Además, ha apuntado que el 11 por ciento del gasto sanitario público se dedica a la colaboración público-privada, la mayor parte para rebajar listas de espera. “La sanidad privada contribuye al sostenimiento del Sistema Nacional de Salud”, ha dicho, y ha defendido de nuevo la necesidad de fomentar la contratación de seguros de salud a través de figuras como la desgravación fiscal, algo que el IDIS viene pidiendo desde hace años.
Por su parte, el director general de IDCsalud, Adolfo Fernández-Valmayor, ha incidido en el relevante papel que la sanidad privada ha jugado en la “historia de éxito de la sanidad española”, y ha coincidido con Abarca en la importancia, cada vez mayor, de la colaboración entre los distintos actores del sistema sanitario por el bien del paciente. Así, ha señalado que el entorno sanitario “está cambiando”, tanto desde el punto de vista de la gestión como en lo que se refiere al concepto mismo de hospital, y ha considerado que es el momento de innovar en servicios. En este sentido ha señalado que la perspectiva de IDCsalud parte de hospitales dinámicos, que atiendan a los pacientes “allá donde estén”, y ha explicado que su modelo pasa por gestionar los centros como unidades transversales, centradas en el paciente.

 

Desde Ribera Salud, su director de Recursos Humanos, Salvador Sanchís, ha señalado que las necesidades de salud siguen incrementándose, lo que hace imprescindible buscar modelos “que permitan mantener la calidad de la atención sanitaria, la cobertura universal y la eficiencia” optimizando los recursos disponibles. Así, ha apostado por introducir en los centros métodos de gestión propios de la sanidad privada, como ha hecho el Grupo Ribera Salud en las distintas concesiones que gestiona, no solo en España, sino también en países como Perú, donde se acaban de poner en marcha dos hospitales gestionados bajo el llamado ‘Modelo Alzira’. Sanchís ha apuntado también los tres pilares sobre los que se vertebra el modelo de Ribera Salud, siempre con el paciente en el centro: una gestión clínica avanzada y de calidad, una apuesta por el desarrollo tecnológico de sus centros y, por último, una política de recursos humanos en la que juega un papel importante la retribución variable de los profesionales en función de su labor.
La empresa tecnológica, socia del sistema sanitario
La segunda parte de la jornada ha tenido como protagonistas las compañías del sector de tecnología sanitaria. Luis Cortina, director general de Siemens Healthcare, ha defendido esa colaboración de los distintos actores de la sanidad para lograr la sostenibilidad del sistema y ha explicado que la tecnología no es solo una inversión, sino que supone, también, un camino para reducir costes a través de herramientas como la telemedicina o la gestión interconectada a través de las TIC. Además, Cortina ha señalado que las empresas del sector han pasado de ser “meros proveedores a una relación de colaboración en la prestación de servicios, así como en el mantenimiento o en la exploración de nuevos modelos de incorporación de equipos, tales como el pago por uso o el arrendamiento con opción de compra”. Así, ha puesto como ejemplo la colaboración que Siemens mantiene con el Servicio Murciano de Salud en los hospitales de Cartagena y Mar Menor, donde se ha convertido en el socio tecnológico, proveedor de equipos y mantenimiento. “Aportamos experiencia, capacidad de gestión, soporte financiero y tecnología”, ha concluido.
Por su parte, el director general de Dräger Medical Iberia, Juan Carlos Antony, ha insistido en la necesidad de afrontar el problema de la deuda “Los impagos son un lastre tremendo” ha señalado, también a la hora de establecer esa colaboración como socios tecnológicos. Aun así ha coincidido con Cortina en que las empresas del sector aportan eficiencia y calidad, optimizando todos los indicadores, así como un servicio integral, con mantenimiento y un personal muy cualificado.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies