18 Feb Dr. Carlos Catalan: "El farmacéutico debe asesorar al prescriptor, que va a generar el consumo"

24022014143504Carlos (1)

Gaceta Médica / Juan Pablo Ramírez

18/02/2014

 

 

CARLOS CATALÁN Director médico de Ribera Salud

Ribera Salud gestiona en la actualidad cuatro hospitales públicos de la Comunidad Valenciana. Esta situación ha permitido al grupo la posibilidad de introducir medidas para reducir costes en uno de los departamentos que mayor parte del presupuesto consume, la farmacia hospitalaria. Su director médico, Carlos Catalán, señala que han logrado ahorros de entre el cinco y el ocho por ciento de media en sus centros.

 

Pregunta. ¿Qué papel debe jugar la Farmacia Hospitalario en un contexto de crisis como el actual?

Respuesta. La Farmacia Hospitalaria se encuentra en el ojo del huracán, en el centro de todas las miradas, porque supone una parte muy importante del gasto sanitario hospitalario. Le achacamos un papel de primer orden y no nos damos cuenta de que más que responsables son realmente gestores de ese presupuesto. Los que verdaderamente producen el consumo de la farmacia son los prescriptores. Creo que hay que compartir la responsabilidad de la farmacia, que debe tener un papel de gestor en áreas como logística, compras, control de los stocks o la rotación adecuada de los productos que hay en el almacén.

 

P. ¿Cómo debe establecerse esta relación entre el farmacéutico de hospital y el prescriptor?

R. Ambos deben trabajar muy de la mano. Los farmacéuticos tienen que ejercer de asesores con los prescriptores,que van a generar el consumo de la farmacia, para que escojan aquellos principios activos con una indicación más apropiada, un coste menor o que ofrezcan un resultado mejor. Es una manera de optimizar los recursos. Hay que acortar los nichos de ineficiencia trabajando de manera conjunta. Nuestros pacientes han cambiando; hemos pasado de agudos a crónicos y esto influye en la forma de trabajo. Otro tema básico es la conciliación de la medicación. Pacientes que utilizan siete, ocho o diez principios activos diferentes generan una serie de interacciones y tenemos que revisar su comportamiento antes, durante y después del ingreso.

 

P. ¿Cuál es el papel aquí de la farmacia hospitalaria?

R. La farmacia hospitalaria debe velar por la seguridad de los pacientes. El 40 por ciento de los efectos adversos que se producen en la actualidad en los hospitales proceden de la medicación. Si logramos que no se produzcan generaremos mayores ahorros. Este servicio tiene una gran responsabilidad para que esta partida tan importante del presupuesto de los hospitales pueda llegar a más usuarios del SNS. Pero tenemos que llevarlo a cabo de la mano de los facultativos y de los prescriptores que tienen la batuta para cambiar su perfil de prescripción.

 

P. Las comunidades autónomas deben ir aplicando el copago hospitalario, ¿cómo le afectará esta medida como grupo de hospitales de gestión indirecta?

R. Representamos cuatro departamentos —Torrevieja, Denia, Alzira y Vinalopó— de los 24 que existen hoy en la Comunidad Valenciana. Nuestros centros son de gestión indirecta y las decisiones las toma la Consejería de Sanidad. Nosotros tenemos que cumplir los plazos y los objetivos que establezcan. Estas medidas son impopulares y hay que hacer mucha pedagogía para que no se vean como una agresión.

 

P. ¿Cómo lográis ahorros y sinergias entre las cuatro farmacias hospitalarias que gestionáis?

R. Pusimos en marcha la central de compras B2B Salud en 2010, que está haciendo la gestión directa de los laboratorios farmacéuticos. Contamos con más agilidad de compras de material sanitario. Se ha producido un cambio en la percepción de la industria que ha entendido que estas centrales nos permiten a nosotros lograr mejores precios y a ellos acceder a más mercado. No tenía ningún sentido que tuviéramos cuatro precios diferentes, aunque seguro que esto está ocurriendo en otros hospitales y comunidades a mayor escala. Hemos introducido esta plataforma que ha permitido ahorros de un millón de euros, que supone entre el cinco y el ocho por ciento del gasto total.

 

P. ¿Cómo valora estos primeros meses de funcionamiento de los algoritmos de decisión terapéutica en la Comunidad Valenciana?

R. Desde el verano empezaron a aplicarse. Es una estrategia arriesgada y novedosa. Los sistemas de información actuales nos permiten afrontar esta estrategia. Lo importante es que se ha contado con los profesionales y con las sociedades científicas. La implantación ha sido costosa inicialmente por la complejidad que suponía para el médico pero en los últimos meses se han introducido mejoras que los hacían más ágiles. La variabilidad es una de las cuestiones que hay que acometer porque es una de las causas más importantes de ineficiencia y de inequidad.

 

P. ¿Se ha visto mermada la libertad de prescripción del médico con la introducción de los algoritmos?

R. El sistema permite utilizar la cuarta línea pero te obliga a justificarlo mejor. Sigue habiendo libertad de prescripción, pero de una manera más razonada y razonable. La prescripción no se ha mermado en ningún momento.

 

P. Una de las cuestiones que más dudas genera es el uso de medicamentos fuera de ficha técnica, ¿qué criterios están siguiendo en la actualidad?

R. Hemos establecido comisiones mixtas en las que están trabajando de manera conjunta los médicos, los farmacéuticos y las propias direcciones de los hospitales. Todas las partes deben alcanzar un consenso en cada caso concreto con el fin de comprobar que el fármaco indicado tiene validez para el paciente. No debe ser una medida puramente económica o estrictamente médica del prescriptor. Todos deben llegar a un punto de acuerdo.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies