17 Feb Mariano Guerrero: “El 83% de los directivos de salud administra más que gestiona"

19022014130359Mariano

Diario Médico / Rosalía Sierra

17/02/2014

 

 

Falta de autonomía y politización de los cargos, grandes problemas, según un informe elaborado por Sedisa.

 

Que la gestión hospitalaria en España depende en gran medida de los vaivenes políticos es una premisa que se tiene desde hace años como cierta pero que nadie había demostrado. Hasta ahora: según el 73 por ciento de los propios directivos sanitarios, su elección depende de su afinidad política, y sólo el 17 por ciento reconoce tener autonomía de gestión;el resto, “administra más que gestiona”.

Son algunos de los datos que se desprenden del informe sobre Profesionalización de los directivos de la salud, que ha sido presentado hoy por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), “un documento con mucho consenso en un área en que normalmente no lo hay”, según ha afirmado su coordinador, Mariano Guerrero, secretario general de la Junta Directiva de Sedisa y director de Planificación y Proyectos de Ribera Salud.

El trabajo, que se ha presentado ante el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, se ha basado en encuestas realizadas a los cerca de 800 directivos que forman parte de esta entidad, de los que la mayoría trabajan en instituciones públicas. A juicio de Guerrero, más preocupante que el condicionante político de la selección de gerentes es su perfil formativo, dado que sólo el 53 por ciento de los directivos han dedicado tiempo a la formación en habilidades directivas en el último año y más del 44 por ciento hace más de cinco años que no se ha formado en esta área. Todo ello a pesar de que en el 70 por ciento de los casos llevan más de 10 años dedicándose a la gestión. “En un entorno de crisis como el que vivimos y con el debate de la gestión clínica en plena efervescencia es necesario tener directivos bien formados, con los conocimientos y las habilidades necesarias”.

Además, esos conocimientos “deberían estar acreditados y avalados por las autoridades sanitarias”; de hecho, Sedisa ha pedido que la gestión sanitaria sea un área de capacitación específica dentro del posgrado de Medicina, dado que, “en general, el nivel formativo en gestión está por debajo de lo que consideraríamos recomendable”.

El problema de esta área de capacitación es que “sólo afectaría a los directivos que son médicos, cuando cada vez son más los gestores que provienen de otros ámbitos, como la economía o la ingeniería”. Por eso “serían deseables programas formativos adaptados a cada perfil”.

 

Confianza profesional
Guerrero ha comprendido que “un cargo de libre designación como el de gerente se base en la confianza, pero deberíamos ser capaces de diferenciar entre confianza personal y profesional”. El problema de esta confusión es que, “si la designación de un directivo se basa en el primer criterio, será muy difícil evaluar su desempeño”.

Por ello, Sedisa ha instado a crear “un organismo evaluador independiente, porque sin evaluación no podemos saber si hay calidad”. A juicio de Guerrero, “igual que los relevos gerenciales no deben derivar de cambios políticos, tampoco pueden ser puestos vitalicios: la continuidad de un directivo debe depender de sus resultados”. Además, así sería posible dar a conocer buenas prácticas, porque “igual que hay variaciones en la práctica clínica, también las hay en la gestión”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies