29 Ene La gestión público-privada prueba su éxito en distintas comunidades

ABC / M. Trillo / A. Cabeza / R. B. Crespo

29/01/2014

 

 

Los hospitales que la aplican incentivan la calidad asistencial y ahorran gastos

La paralización de la privatización de la gestión de seis hospitales en la Comunidad de Madrid, forzada por los tribunales, ha cortado las alas a un sistema de gestión que viene dando ya buenos frutos, no solo en esta comunidad, sino también en otras como Cataluña y la Comunidad Valenciana.
En Madrid ya vienen funcionando distintas experiencias que combinan lo público con lo privado. Una de ellas es la del hospital Fundación Jiménez Díaz, organización privada que presta atención especializada a las zonas básicas de salud asignadas por la Administración pública a través de acuerdos. Este centro obtuvo el pasado año el Reconocimiento Internacional de Excelencia EFQM 5 Stars, un sello de calidad a su gestión de excelencia de todas las áreas del hospital. Al tiempo, su El Instituto de Investigación Sanitaria desarrolla una importante labor investigadora.
En Madrid hay además, tres hospitales públicos con gestión privada, los de Valdemoro, Móstoles y Torrejón. En ellos, los responsables se esfuerzan por dar buena atención, ya que cobran en función de las tarjetas sanitarias asignadas, y si pierden un usuario, pierden el dinero correspondiente.
Centro catalán de referencia
Mientras, en Cataluña, el modelo mixto de gestión hospitalaria está dando resultados muy positivos y centros de referencia como el Clínic de Barcelona dan fe de ello. El centro, que apostó por cambiar su modelo de gestión para «asegurar la continuidad asistencial y la provisión integral de servicios de salud», está ahora gestionado por un consorcio en el que están la Generalitat y la Universidad de Barcelona. El Clínic cuenta desde hace más de diez años con Barnaclínic, una clínica privada vinculada para atender a pacientes fuera del canal de la sanidad pública. 242 de los médicos del hospital público, casi un tercio, tienen también consulta en este centro privado. Entre las más de 50 especialidades que ofrece Barnaclínic destacan los servicios de cirugía cardiovascular, odontología, oncología y cuestiones con la obesidad o los transplantes. Este centro es una importantísima fuente de ingresos para el Clínic.
Aunque la Generalitat se planteó la privatización de 18 de sus hospitales, entre los que destacan Sant Pau o Mar,con la llegada de Boi Ruiz a la consejería de Sanidad, la idea quedó congelada y descartada, según fuentes del departamento. La colaboración público-privada de sus grandes centros, sin embargo, continúa dando buenos frutos. La Clínica Puigvert, por ejemplo, está estrechamente vinculada al hospital de Sant Pau y ofrece servicios del CatSalut, aunque en este caso la gestión depende de la clínica privada. Elegida por los facultativos españoles como el centro al que acudirían si tuvieran un problema urológico o nefrológico, ambos centros comparten experiencias de éxito, como el programa de reproducción asistida.
Respecto al modelo sanitario mixto de la Comunidad Valenciana, conocido como modelo Alcira, el último estudio disponible, correspondiente a 2013, revela que el 97% de los pacientes del hospital de La Ribera recomendaría el centro sanitario. Este modelo, vigente desde 1997, combina la titularidad de hospitales públicos con la gestión privada bajo la modalidad de concesión administrativa. En La Ribera, el 95,52% de los pacientes se muestra satisfecho con la atención recibida en el hospital. Obstetricia y Cirugía Vascular son algunos de los servicios mejor valorados con puntuaciones superiores al 97% de satisfacción.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies