05 Ene Aniversario del nacimiento del Modelo Alzira: Quince años del Hospital que transformó la sanidad

08012014111608ALZIRA

Levante / Carlos Alós

05/01/2014

 

 

  • Hace 15 años abrió sus puertas en Alzira el primer hospital público de gestión privada de España. Tres lustros después el modelo mantiene partidarios y detractores, pero es incuestionable que transformó la gestión sanitaria e incluso ha vertebrado la comarca de la Ribera. El complejo ha atendido 1,6 millones de urgencias.

 

  • El centro sanitario está totalmente consolidado tras atender 1,6 millones de urgencias, 295.000 intervenciones, ocho millones de consultas de especialistas y más de 60 millones de pruebas.

El centro sanitario de referencia para cerca de 300.000 vecinos de la Ribera ha cumplido esta semana 15 años. Durante estos tres lustros, el denominado modelo Alzira ha supuesto un hito para la sanidad española y es conocido en medio mundo. Sobre el terreno, el hospital se ha convertido incluso en un elemento vertebrador de una comarca que hace apenas década y media aún se veía obligada a acudir a la ciudad de Valencia para tener acceso a un hospital.
Hoy, el centro sanitario y el departamento, que gestiona por concesión administrativa una Unión Temporal de Empresas (UTE) constituida por la compañía de seguros
de salud SegurCaixa Adeslas, con el 51 % del accionariado, y Ribera Salud (Bankia y Sabadell) con el 45%, dispone de una amplia cartera de servicios muy superior a la de cualquier otro comarcal, lo que permite el tratamiento sin salir de la Ribera de numerosas enfermedades. Ello ha supuesto un vuelco incuestionable para la mejora sanitaria tras décadas de reivindicación en las que la Ribera se mantenía como la única comarca valenciana sin hospital en su territorio.
Las cifras ilustran este salto. Durante estos quince años, el hospital ha atendido más de 1,6 millones de urgencias, ha asistido cerca de 31.500 partos, muchos de ellos de mujeres llegadas de otras áreas, y ha llevado a cabo más de 295.000 intervenciones quirúrgicas.
El director médico asistencial del departamento, José Emilio Llopis, considera que esos índices de actividad quirúrgica están a la altura de los grandes hospitales generales «gracias a una certera planificación, una completa cartera de servicios que incluye especialidades complejas, la amplitud de horarios y al excelente funcionamiento de su unidad de cirugía sin ingreso», resume.
Durante estos años, el propio modelo de gestión público-privado también ha sufrido cambios. Cuando arrancó, el 1 de enero de 1999, sólo regía en el hospital, pero desde marzo de 2003 se extiende a todo el departamento, con 41 centros de salud. Aquella decisión tomada hace una década supuso un rescate en toda regla de la Generalitat a las empresas concesionarias y dejó claro que si éstas no gestionaban también la atención primaria el modelo no funcionaba, lo que obligó a ampliar la prestación y adecuar la cápita. En cambio, la Conselleria de Sanidad entiende que no hubo rescate, sino una «redefinición del modelo».
Hoy, los gestores destacan como gran salto de la gestión la creación del hospital universitario y el aumento del porcentaje de operaciones bajo la modalidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), hasta situarse en el 56% actual. Subrayan que es una alternativa a la cirugía tradicional y uno de los principales indicadores de calidad de los sistemas sanitarios modernos, así como la opción más deseada por los pacientes, según apuntan diversas encuestas que difunden.
Además, el director asistencial señala que no sería posible alcanzar cifras tan elevadas de actividad quirúrgica «sin una moderna tecnología de los servicios centrales del hospital, que son los encargados de realizar todas las pruebas diagnósticas».
Según los datos oficiales, en sus quince años de funcionamiento, el hospital ha ido aumentando el número de pruebas diagnósticas realizadas, con un balance de más de tres millones de ecografías, resonancias o mamografías o los más de 60 millones de pruebas de laboratorio llevadas a cabo.
Demora quirúrgica de 47 días

 

Todo ello ha hecho posible que el hospital de la Ribera, según sus propios datos, tenga una demora quirúrgica media de 47 días, cumpliendo, aseguran, su compromiso de no superar en ningún caso los 90 días de espera, un plazo mínimo para hacer, entre otras, las pruebas preoperatorias y que está muy por debajo de los 180 días que recomienda el Ministerio de Sanidad como demora máxima, aunque otras voces censuran la falta de transparencia en estos datos.
Además, el hospital asegura que las intervenciones de especialidades que, por el tipo de patología que manejan necesitan un tiempo de espera menor, como cirugía cardíaca o torácica «cuentan con una demora de 15 o 20 días máximo», afirma Llopis. El director médico añade que otras especialidades con un gran volumen de pacientes y con una amplia demora en otros centros hospitalarios, como cirugía maxilofacial, oftalmología y traumatología «cuentan con una espera de en torno a 45 días».
Durante estos 15 años, el Hospital Universitario de La Ribera ha registrado más de 296.000 ingresos, con una estancia media de 4,6 días, otro de los indicadores de calidad recomendados por los expertos en gestión sanitaria, afirman los gestores del centro. Unos datos, aseguran, que están avalados por los numerosos reconocimientos y certificaciones que el hospital ha recibido a lo largo de estos quince años, como seis premios TOP20, que le han reconocido como el mejor hospital de España de su categoría, así como cuatro premios Best in Class (BiC) como mejor centro hospitalario español en seguridad clínica, nefrología, psiquiatría y traumatología, éste último recibido el pasado 23 de octubre. También cuenta con numerosos certificados Aenor y desde el centro añaden que las encuestas de satisfacción realizadas a los usuarios detectan que un 90% de vecinos se siente satisfecho, con una puntuación de 8,3 sobre diez.

 

Sistema Capitativo: La Generalitat paga 693 euros por usuario

 

El modelo de gestión público-privado funciona porque la Administración realiza un pago anual a las empresas concesionarias por cada uno de los pacientes, lo que se denomina pago per cápita, que, en datos de 2012, se sitúa en 639 euros por habitante. La propia Conselleria de Sanidad asegura que el modelo de concesión administrativa hace posible que el coste de la asistencia sanitaria que se ofrece a la población sea un 25% inferior al coste medio en el que incurre la Administración en aquellos departamentos de salud donde lleva a cabo una gestión pública directa.
Además, en el caso concreto del departamento de La Ribera, la empresa concesionaria se comprometió a invertir en la comarca 140 millones de euros durante el periodo que dura la concesión administrativa, que vence en 2018. De ellos, en la comarca se han invertido ya 128 millones de euros, incluido 2013.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies