03 Nov Enrique Ballester: «Sin visión económica, el gestor sanitario está condenado al fracaso»

Levante / Carlos Alós

03/11/2013

 

 

  • Erique Ballester es Comisionado de la Generalitat en el Departamento de Salud de La Ribera.

 

  • Licenciado en Medicina y Cirugía y máster en gestión sanitaria, Ballester, exconcejal en Algemesí y miembro de la comisión de sanidad del PP provincial, es el encargado degarantizar que las empresas que gestionan la sanidad en la Ribera cumplan lo pactado yde velar por la calidad asistencial. Asegura que el modelo Alzira ha sido un éxito.

P ¿Qué es y a qué se dedica un comisionado de la Generalitat Suena a un cargo de la ONU?

es una figura que existe en muchos sistemas de salud, es el representante de la conselleria en las concesiones para controlar la actividad y la calidad asistencial que se da en el departamento, en este caso de la ribera, porque la gestión es privada, pero la financiación es pública y la propiedad de todo, también. Se controlan los indicadores de hospitalización, intervención quirúrgica o demora para que se ajusten a lo marcado; las quejas de los pacientes, el área económica, la supervisión de la facturación, los que vienen y los que se van a otras áreas, que se cumpla la inversión a la que está obligada la empresa y al personal estatutario, unas 386 personas.
P ¿Y hay transparencia por parte de la empresa concesionaria? ¿Se deja controlar?

R total y absolutamente. La hay y si no, hay aplicaciones informáticas que permiten el control y la validación, por ejemplo, de pacientes que llegan de otras áreas por la libre elección, las endoprótesis, la oxigenoterapia o el transporte sanitario, que no están incluidos en la cápita anual de 690 euros o la farmacia ambulatoria¿ el comisionado forma parte del comité de dirección que se reúne los lunes y toca todos los temas, de índole económica y asistencial.
P Pero una empresa tiene que ganar dinero. ¿Tendrá fricciones para cerrar, por ejemplo, la factura por asistencia a pacientes de otras áreas donde se juegan muchos millones de euros?

R Pues es el primer año en que se ha cerrado, el pasado mes de julio y por este comisionado, las liquidaciones de 2008, 2009, 2010 y 2011 y ahora estamos trabajando 2012; hemos cerrado de una tacada cuatro liquidaciones con un esfuerzo por las dos partes, porque sí, siempre hay fricciones.
P Visto que la relación conselleria-empresa resulta tan fluída ¿No ha pensado en hacer un curso de economista?

R Quien no tenga una visión económica está condenado al fracaso y no es válido para este sistema, pero no de ahora… Yo he trabajado dos años en la conselleria, he estado siete de subdirector en Xàtiva, he sido médico, mi plaza está en Urgencias de este hospital, pero me gusta mucho la formación, porque si no es imposible progresar y tengo clarísimo que el gestor de la sanidad tiene que tener hoy en día una visión económica, por responsabilidad. Llevo diez años en gestión y la formación ha de ser continua. Para mí ha sido una gran experiencia venir aquí a vivir cada día en directo la sanidad que se da a mis conciudadanos y es una oportunidad para tratar de mejorarla, y sé que hay gente que políticamente opinará lo contrario, pero que vienen a que les atiendan a este hospital y no van a la Fe.
P Usted que controla las quejas ¿está el usuario tan contento como asegura el hospital?

R Se ha producido un descenso de quejas y si nos comparamos con el resto de departamentos valencianos estamos en la línea. En el top ten de causas de quejas destacan las demoras, aunque la segunda es la reclamación de más educación y cortesía, por lo que invita a pensar que en el resto de circunstancias la gente está contenta. Eso quiere decir que se les opera bien y que en los asuntos médicos se les trata bien. Este es el único hospital de la Comunitat que realiza las encuestas de satisfacción cuatro veces al año y se detectan antes los puntos débiles. El que nos dice donde fallamos es el usuario y nosotros podemos mejorar en las sillas de ruedas, el problema de los ruidos cuando se mete una familia entera en una habitación, los que se nos van fuera…..
P Usted ha sido concejal del PP, ¿qué le parece el copago?

R El copago farmacéutico ha racionalizado el consumo, es un copago o una aportación disuasoria. A quien le hace falta acude al médico. Lo que no hacía falta es que los usuarios acumulen medicamentos en sus casas; ese almacén, eso ha desaparecido y la gente se lo piensa dos veces a la hora de que le prescriban.
P También hay quien no puede comprar medicamentos caros porque prefiere comer….

R Bueno, eso es la famosa mala información que se ha dado sobre el copago de la farmacia hospitalaria, de 4,2 euros no pasa nadie y los tratamientos de quimoterapia valen mucho dinero; eso no quita de comer, eso es un paquete de tabaco. Y si te refieres al otro copago hay personas con un nivel de renta determinado que pagan un tope. En todos los países en mayor o menor grado existe el copago farmacéutico, pero eso no disminuye ni un ápice que quien necesita medicinas las tenga, el copago sólo evita excesos, lo que no es necesario. Además no todos los medicamentos necesitan aportación.
P ¿Esa medida ha reportado ahorro? ¿Se puede cuantificar?

R Sí que hay menos consumo. Pero lo más curioso es que antes de aplicar el decreto, el coste en gasto farmacéutico ya había empezado a bajar porque hay una mayor concienciación, en la Comunitat Valenciana ha bajado un 29%, unos 135 millones de enero a agosto en ahorro farmacéutico y esto es muy significativo. Y en el departamento ha bajado el gasto farmacéutico un 12%. Hay mucha concienciación y la gente se lo piensa dos veces para ir al médico, hace un consumo más racional de los medicamentos y de las prestaciones a las que tiene derecho. también han bajado las consultas en Urgencias y hay que tener en cuenta que ahora cuando uno cae de baja sabe que cobra menos y que puede acabar en el paro si es un trabajador temporal…
P Su antecesora tenía una decena de familiares con trabajo en el hospital, ¿tiene usted una familia muy extensa?

R: Yo tengo una familia por desgracia corta, pero de mi antecesora sólo puedo decir que ha estado aquí muchos años y que su gestión ha sido brillante y eficiente.
P ¿Piensa usted volver a la política o el puesto que ocupa ya tiene una parte de político?

 R  A la política activa no; la conselleria me pondrá donde considere conveniente, como diría el clásico donde me lo pida mi partido.
P: Tras 15 años, el modelo está consolidado, pero ¿es cierto que cuesta un 30% menos que la sanidad, digamos, pública? 

R eso es lo que dicen todos los estudios, sí.
P La conselleria adeuda a la gestora del hospital de la Ribera unos 50 millones de euros. ¿Peligra el modelo por los impagos?

el plan de pagos a proveedores ha pagado muchas facturas pendientes, sí que es verdad que se adeudan tres mensualidades, que son abril, julio y parte de agosto, y otras mensualidades se han pagado por el FLA.
P El Conseller Llombart quiere retocarlo para frenar el ansia de ganar más dinero de las empresas, ¿Qué le parece?

Bueno, es necesario optimizar los recursos y eso es un tema de lógica y de sensatez, aunque no se puede evitar el flujo de enfermos entre departamentos. En un mes se han ido 1.400 enfermos a otros hospitales y prácticamente la misma cantidad ha llegado de otros departamentos. Eso lo vemos todos los meses. Ahora vienen menos parturientas de otras áreas, pero hay más frecuencia en radioterapia porque tenemos dos aceleradores o de cirugía cardiovascular porque hay una unidad muy acreditada, pero eso es porque tenemos una cartera de servicios muy amplia, porque el modelo es el más consolidado y estable.
P ¿Es posible la reversión del departamento a la sanidad pública como pide la izquierda?

R eso es un tema político y mi opinión personal es que se lo tendrían que pensar muy bien. Quedan cinco años de concesión, hasta 2018 y revertir el modelo de colaboración público-privada sería ilógico, cuando en otros estados de la UE esa colaboración va a más. Aquí hemos recibido a la sanidad británica, a universidades como Harvard y coincidimos en que la gestión pública no puede aportar prestaciones que la privada sí. Esta fórmula de gestión es más eficiente. Uno de los éxitos es la ágil y flexible contratación laboral y hay una gran incentivación y productividad; aquí el trabajador está mucho más motivado e incentivado y hay un sentimiento corporativo que yo no veo en otros sitios.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies