14 Jul Conseller Llombart “Somos pioneros en la gestión de la salud”

El Mundo de Valencia / Vicente Useros

14/07/2013

 

 

El conseller de Sanidad, Manuel Llombart, ofreció su receta sobre El Negocio de la Sanidad durante el Observatorio del EL MUNDO acogido por el hotel Hospes Palau de la Mar de Valencia. Concretó que «es el momento de que el sector privado haga un esfuerzo, que se debe fortalecer la marca sanitaria española y que la Administración facilite o no impida las posibilidades económicas del sector».

El sector de la sanidad debe mover ficha. Ha de asumir su papel protagonista. Su situación privilegiada de creación de empleo y su creciente potencial para hacer negocios dentro y fuera de la Comunidad Valenciana imponen ya que se convierta en uno de los principales motores económicos necesarios para salir de crisis actual.
El contexto es difícil porque la reducción de presupuestos que ha imperado durante los últimos años en el sector público ha frenado el impulso de las empresas de salud privada. El modelo de gestión hospitalario ‘púbico-privado’ o ‘modelo Alzira’ sigue siendo el que más centros y trabajadores ha logrado en los últimos 14 años aunque todavía mantiene el reto de exportarse de forma contundente a otros países. De igual modo, la parcela que ocupan los geriátricos sigue ofreciendo grandes de posibilidades pero a la vez no acaba de despegar por la ralentización de la ley de dependencia y de visados.
3 claves del sistema de gestión indirecta

El conseller Manuel Llombart y el consultor de PricewaterhouseCoopers Ignacio Riesgo coincidieron en que el sistema de mixto debe:

1. Ofrecer la misma o mejor calidad que otros (ser bueno).

2. Suponer un ahorro para la Administración (ser barato).

3. Ser provechoso para las empresas (ser rentable).

 

Tres soluciones para mejorar el sector sanitario en las que coincidieron los analistas del foro, especialmente la que propone al «sector privado como el que debe tirar del carro pero con las facilidades de la Administración», según aclaró el gerente de Ribera Salud, Alberto de Rosa, quien recomendó «una fusión del ámbito público y el privado para mejorar las posibilidades económicas de la salud» a la vez que recomendó «un rediseño del modelo sociosanitario». Y recordó que los centros ‘público-privados’ son los que más empleo han generado en los últimos cuatro años, con una cifra cercana a los 5.000 puestos. Una situación que para el experto del ‘modelo Alzira’ supone un cambio de paradigma «por ser el momento muy importante para la sanidad y se debe aprovechar».

 

El consultor de Pricewaterhouse Coopers (PwC), Ignacio Riesgo, hizo hincapié en que las medidas que adopte la Administración «no deben convertir la crisis económica en una crisis de salud. No cualquier recorte vale y hay que ver que efecto tiene en la salud» y añadió que «no hay que convertir el sector sanitario en una carga insoportable para las administraciones». Riesgo también valoró la capacidad de innovación de las empresas sanitarias y el avance hacia la industrialización o transformación del sector y «abandonar las actividades casi de artesanía» y generar procesos productivos y «sustituir trabajo humano por trabajo de máquinas».
Con la misma intención de optimizar los recursos, el presidente de la Federación Española de la Dependencia (FED),Alberto Echevarría, se refirió a la necesidad de reducir las bolsas de ineficiencia especialmente «con la reducción de las estancias medias en los hospitales de agudos y con la racionalización de las derivaciones a los centros médicos de personas que podrían recibir la misma atención en geriátricos».

De ahí que Echevarría recomendara «la profundización en nuevas fórmulas de colaboración como la ‘público-privada’» que puede establecerse entre residencias y hospitales». Una colaboración que ya se ha practicado como proyecto piloto entre una residencia de Alzira y el Hospital de la Ribera y que el profesor de la Universitat Politècnica de Valencia, David Vivas, describió como «un éxito de ahorro para los dos centros que ha llegado a 240.000 euros». Vivas incidió en la introducción de tecnología en las prácticas clínicas que pueden agilizar los procesos como ya ocurre con móviles o tablets.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies