07 Jun Una aplicación ayuda a que las alertas lleguen al destinatario correcto

Diario Médico / Rosalía Sierra

07/06/2013

 

 

Aplicación que supera la clásica telefonía inalámbrica para alertas urgentes

 

Alertas urgentes por código ictus o parada respiratoria “no quedan bien por megafonía”, sistema que además “no garantiza que lo oiga quien lo tiene que oír”. Por ello, según explica Alfonso Aucejo, director de Infraestructuras y Logística del grupo Ribera Salud, es deseable buscar una solución que supere la clásica telefonía inalámbrica, “que sólo permite hacer una llamada cada vez”.

Esta solución la encontró en Mobicall, una solución desarrollada por NEC para “integrar los elementos de seguridad con la infraestructura de telecomunicaciones de un centro”, según ha descrito a Diario Médico Fernando Campón, especialista de Marketing de NEC Ibérica, que presentó la aplicación en las II Jornadas Técnicas de Seguridad en Centros Sanitarios.

Se trata de una herramienta que, cuando salta una alerta en urgencias, envía una oleada de notificaciones a los dispositivos móviles “de los profesionales asignados al paciente de modo que pueda actuar inmediatamente, ya que los mensajes precisan acuse de recibo y no dejan de enviarse hasta que alguien responde”.

Las notificaciones pueden configurarse en función de las necesidades del centro, y permiten también “trabajar con geolocalización por wifi y radiofrecuencia (RFID), de modo que reciba el aviso directamente el profesional que esté más cerca del lugar de la urgencia”.

 

Utilidad
De este modo, según Aucejo, “tenemos la certeza absoluta de que el aviso llega a quien tiene que llegar”. Por eso, aunque originalmente Mobicall no estaba pensado para centros sanitarios, Ribera Salud decidió introducirlo hace casi un año en el Hospital de Torrevieja y, unos meses más tarde, en el de Vinalopó, ambos en Alicante -también está operativo en los centros barceloneses Valle de Hebrón y Fundación Puig-vert. “En un primer momento se planteó sólo para el Servicio de Urgencias pero, viendo su utilidad, decidimos extenderlo a los avisos por parada cardiorrespiratoria en todo el centro, y estoy seguro de que le iremos viendo más utilidades”.

En este sentido, Campón detalla que el control por RFID permite “monitorizar a las personas y su situación, tanto a profesionales como a pacientes errantes”, y controlar equipos para gestionar stocks y evitar robos.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies