04 Abr Manuel Llombart: "Sería un éxito terminar la legislatura con el mismo nivel asistencial"

04042013142939foto

Valencia Plaza /

04/04/2013

 

 

 

El diario ValenciaPlaza.com ha reiniciado sus habituales ‘Desayunos’ bajo un nuevo formato, restringido a empresarios y profesionales y ahora celebrado en la redacción del diario. El primero de esta 2ª época ha tenido como protagonista al conseller de Sanidad, Manuel Llombart, y ha tratado sobre “Sanidad: una oportunidad de colaboración empresarial público privada”.

 

Al debate asistieron, además del conseller Manuel Llombart, Alberto de Rosa (director general del grupo Ribera Salud), Ángel Gómez (consejero delegado del grupo IMED), Mariano Ayuso (socio de Cuatrecasas y responsable de áreas vinculadas con la sanidad) y la abogada de Laboral del mismo despacho Victoria VillanuevaJosé Pablo Carbonell (socio director de Everis) y Catalina Jiménez (directora de la consultora Everis Health en Comunidad Valenciana y Murcia), Enrique Lucas Romaní (presidente de Valencia Plaza SL), Ximo Aguar (redactor de Valencia Plaza) y Cruz Sierra, director del medio.Durante el encuentro, el conseller de Sanidad defendió la gestión del Gobierno valenciano aunque mostrando con franqueza las dificultades que atraviesa el Ejecutivo para mantener la calidad de los servicios. “Si terminamos la legislatura con el mismo nivel de asistencia será un éxito importantísimo”, comentó Llombart, quien puso el acento ante los asistentes del desequilibrio presupuestario que sufren los usuarios valencianos frente a otras comunidades autónomas.

 

El desayuno arrancó con una exposición del conseller, quien recalcó la importancia de “resolver los problemas con la solución adecuada”. “Lo importante es conseguir la mejor sanidad para los valencianos aplicando los recursos necesarios y aquí, por supuesto, hay sitio para la colaboración público-privada”, subrayó.

En este sentido, destacó que la Comunitat Valenciana había sido un “ejemplo” en este tipo de colaboración, si bien matizó que quizá en sus inicios, estuvo “excesivamente politizada”. “Al principio parecía más importante tener un icono de lo que era la colaboración público-privada que el propio modelo en sí. Esto cambió en marzo de 2003 cuando empezó a hacerse viable este tipo de gestión”, explicó el conseller.EL MODELO ALZIRA ES VÁLIDO TAMBIÉN HOY, PERO HAY QUE ACTUALIZARLO

 

Buena parte de la intervención inicial de Llombart giró en torno al modelo concesional iniciado en 1999 con el Hospital de La Ribera. El titular de Sanidad se mostró favorable a este tipo de colaboración aunque recalcó la necesidad de actualizarla. “En 2003 se adecuó y, ahora, diez años después, el mundo ha cambiado mucho y los pliegos han cambiado poco. Ese modelo que conceptualmente es absolutamente válido hoy, pero tenemos que adecuarlo, matizarlo para que siga contribuyendo a la sanidad”, recalcó el conseller.En esta línea, Llombart insistió en la búsqueda de la “fórmula mágica” necesaria para mejorar el modelo. “Hay tres ejes irrenunciables: el paciente no debe notar el modelo de gestión o, en todo caso, notarlo para mejor; la Administración debe tener un ahorro y la concesionaria debe obtener un beneficio. Con estas premisas, debemos dialogar para adecuar el modelo”, comentó el conseller, quien resaltó el momento clave que atraviesa la cartera que dirige en este aspecto: “Si somos capaces de construir un modelo que resista, que sobreviva a las actuales circunstancias, será un modelo de garantías”, sentenció.
Llombart recalcó además que han llevado a cabo “distintas reuniones” en las que hay pendientes de cierre determinados aspectos que permitirán un ‘feedback’ para corregir cosas de cara al futuro. “Queremos definir un modelo en el que los tres ejes comentados estén reflejados en los pliegos aunque todavía hay cosas que debemos aclarar como es la ordenación”, señaló.

 

BALANCE Y OBJETIVO: MANTENER EL NIVEL DE ASISTENCIA, UN ÉXITO ANTE EL DESIERTO

 

El conseller, preguntado por su balance tras cuatro meses al frente de Sanidad, mencionó el trabajo realizado no sólo por su equipo sino por los anteriores responsables del área y se marcó el objetivo de resistir frente a la crisis. “Si podemos terminar la legislatura con el mismo nivel de asistencia que se tenía cuando empezó, habiendo pasado el desierto que estamos atravesando, será uno de los éxitos más importantes que se hayan podido lograr en cuanto a gestión sanitaria se refiere”, subrayó Llombart, quien insistió en que pese a la situación económica “durísima” se ha continuado prestando “el mismo servicio y con la misma calidad de siempre. Mi objetivo es mantenerlo”.

 

FINANCIACIÓN: “HAY DIFERENCIAS QUE SON UNA BARBARIDAD”

 

Otro de los asuntos que flotó en el ambiente durante el encuentro fue el de la financiación. Llombart recordó que el Consell destina el 39% de su presupuesto a políticas sanitarias, lo que supone per cápita 1.003,46 euros por valenciano. “Otros gobiernos como el del País Vasco destinan un 32% y poseen un presupuesto per cápita de 1.618 euros. Es una barbaridad la diferencia”, subrayó.

 

“Cuando llegué me di cuenta del reto. Somos la comunidad con menor presupuesto per cápita para la sanidad, pero somos la cuarta comunidad que más dinero le dedica a este apartado. Por tanto, el ejercicio de gestión que se tiene que hacer aquí es importantísimo. Pese al desequilibrio presupuestario que padecemos, conseguimos dar un nivel de calidad asistencial igual que en el resto de España”, explicó.

 

“Con esta premisa, tenemos que hacerlo lo mejor posible, gestionar de la forma más eficiente que podamos y, eso sí,reclamar lo que es nuestro con la vehemencia o con las habilidades políticas de las que dispongamos”, sentenció.

 

¿QUÉ HACER CON LOS HOSPITALES DE LLÍRIA Y GANDIA?

También habló el conseller sobre dos de los centros que han propiciado muchos interrogantes, los hospitales de Llíria y Gandia.

“A la gente le preocupa que construyamos hospitales, a mi lo que me preocupa es cuando abres la puerta. La inversión y el equipamiento de un hospital es lo que cuesta mantenerlo anualmente”, comentó Llombart.

 

El conseller recordó que son dos estructuras que se proyectaron cuando la situación económica era “diferente”. “Cuando no hay dinero tienes que destinar los fondos a mantener el gasto corriente de la estructura que está funcionando para garantizar el nivel de calidad asistencial. Las inversiones las harás cuando tengas otro momento. Eso sí, en los últimos diez años esta comunidad ha invertido 1.400 millones de euros en infraestructuras sanitarias, lo que permite en cierto modo ‘vivir de rentas’ dado el nivel de construcción que hemos mantenido”, señaló.”En Gandia ya hay un hospital que está funcionando pero se está terminando uno nuevo porque el antiguo ya está obsoleto y el objetivo es traspasar el gasto corriente del antiguo al nuevo, lo que va a generar un mejor espacio para el paciente y para los trabajadores. ¿Proyectar una ampliación de la cartera de servicios para este hospital? A lo mejor eso debe esperar pero no el trasladar la actividad del San Francisco de Borja al nuevo hospital”, argumentó.

 

“Llíria es un caso distinto porque no existía. Así que en cuanto lo abras tienes un gasto de funcionamiento que no tenías. Este hospital se abrirá, pero los tiempos que manejamos para abrir este centro no es el mismo que para la apertura de Gandia”, concluyó.

 

ALBERTO DE ROSA (Ribera Salud): ¿POR QUÉ NO UNA MARCA SANITARIA VALENCIANA?

El director general del grupo reivindicó el papel de la sanidad privada como industria de calidad e impulsora en la creación de empleo. “Hay grupos valencianos potentes en el sector y quizá se podría plantear el impulso de la creación en este ámbito de una marca Valencia que reuniera esta importante oferta y cultura sanitaria que existe en la Comunitat”, propuso. Llombart coincidió con De Rosa en ese “amplio abanico” de empresas valencianas con experiencia sanitaria aunque puso en duda la posibilidad con los asistentes dado el característico “individualismo valenciano”.

 

ÁNGEL GÓMEZ (IMED): MÁS LUZ EN LOS DATOS SOBRE LAS CONCESIONES

El consejero delegado de IMED puso sobre la mesa uno de los asuntos que se había abordado, el ahorro que supone para la administración el modelo Alzira. Así, reivindicó que se produjera una publicidad de los resultados, una mayor transparencia para evaluar hasta que punto es más eficiente el sistema concesional. “Serían datos que arrojarían luz en este tipo de debate”, comentó Gómez, algo que tomó en consideración el conseller.

 

MARIANO AYUSO (Cuatrecasas): EFICIENCIA POR ENCIMA DE TODO

El socio de este importante despacho opinó que el dilema entre sanidad pública o sanidad privada no debería existir. “Lo importante es conseguir el mejor empleo de los fondos con la mayor eficiencia en términos de investigación operativa del sector público: obtener la máximo eficacia con el mínimo coste”, comentó. Un debate en el que Llombart recordó los 1.003 euros per cápita destinados en la Comunitat Valenciana. “Vamos a tener que gastar más presupuesto del marcado y la sanidad valenciana va a generar déficit este año”, admitió.

 

JOSÉ PABLO CARBONELL (Everis): ¿CRECIMIENTO DESMESURADO?

Por su parte, José Pablo Carbonell, desde la visión de la empresa privada, cuestionó el fuerte crecimiento de la sanidad pública valenciana. El conseller Llombart admitió la elevada progresión en pocos años. “Aunque se ha crecido bien, ha llegado el momento de ‘parar’ porque no hay dinero para seguir invirtiendo“, reconoció el titular de Sanidad porque “salvo casos puntuales en los que estamos trabajando, tenemos un alto nivel de infraestructuras realizadas para dar la cobertura necesaria”.

 

CATALINA JIMÉNEZ (Everis): MUCHO QUE HACER TODAVÍA EN SANIDAD

La directora de Everis Health planteó diversas cuestiones sobre la ordenación sanitaria, medidas para la gestión de los crónicos, la prevención, promoción de la salud y soluciones tecnológicas. El conseller comentó diversas medidas y puso el acento sobre la importancia de incorporar a las aulas la educación en salud pública. Además, recalcó el diagnóstico precoz como herramienta para mejorar la atención y ahorrar costes.

 

VICTORIA VILLANUEVA (Cuatrecasas): LA CLAVE DE LOS RECURSOS HUMANOS

La experta en relaciones laborales puso sobre el tapete la capacidad “mayor” de la gestión privada para superar los escenarios de crisis económica y ahondó sobre las medidas adoptadas por la conselleria en materia de recursos humanos. El conseller distinguió los marcos legales privado y público en este aspecto y reivindicó el plan de incentivación para los trabajadores puesto en marcha desde el Gobierno valenciano.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies