21 Feb Mariano Guerrero: “La función directiva sanitaria debe convertirse en una profesión exenta de nepotismo”

21022013143955Mariano

Diario Médico / Rosalía Sierra

21/02/2013

 

 

Despolitizar la gestión sanitaria, “especialmente en algunas autonomías y en algunos momentos”, puede resultar utópico, pero no por eso la Sociedad Española de Directivos Sanitarios (Sedisa) cejará en su empeño, según manifestó ayer su presidente, Joaquín Estévez, durante la primera jornada del 18 Congreso Nacional de Hospitales, que se está celebrando en Bilbao y que Sedisa organiza junto con la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería.

Por esta razón, Sedisa ha elaborado una obra que es una declaración de intenciones: el Informe sobre la profesionalización de los directivos de la salud, coordinado por Mariano Guerrero, director de Planificación y Proyectos de Ribera Salud y secretario de la Junta Directiva de Sedisa, que dijo que es el resultado de “una línea fundamental del plan estratégico de la sociedad, y que no ha sido nada fácil de llevar a cabo porque aborda un tema espinoso”. Así, Guerrero considera que la función directiva sanitaria debe convertirse en una profesión exenta de nepotismo: “Nadie duda de que para nombrar a un directivo hay que confiar en él, pero no se debe confundir la confianza personal con la profesional”.

A este respecto, la agrupación de directivos pide programas formativos específicos y acreditados y que se incluya un área de gestión sanitaria en el decreto sobre troncalidad que prepara el Ministerio de Sanidad.

Medidas estructurales
Esta despolitización sería una de las medidas estructurales que Sedisa considera fundamentales para sacar al SNS de la crisis. “No basta con recortes. Ahora hay que emprender medidas de mayor calado”, afirmó Estévez.

Entre las medidas figuran “una mayor coordinación de los hospitales con atención primaria, competitividad entre centros, pago capitativo, incentivos por rendimiento o más participación de los ciudadanos”. Y es que, a su juicio, “no existe un modelo perfecto de gestión, pero lo que está claro es que hay que avanzar hacia unos hospitales empresarizados, no funcionarizados ni burocratizados, y con una política de recursos humanos centrada en los resultados”.

Estévez piensa que “estas medidas suenan muy lógicas”, pero los encargados de ponerlas en marcha parecen no compartirlas. “Será un fracaso si en el siguiente Congreso de Hospitales, dentro de dos años este cambio es aún utópico”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies