18 Feb Manuel Cervera defiende un pacto por la sostenibilidad y aboga por dar peso en la gestión al profesional sanitario

19022013140604norte castilla

El Norte de Castilla /

18/02/2013

 

 

El exconsejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana fue el protagonista ayer de las jornadas que el Colegio Oficial de Médicos de Valladolid y El Norte de Castilla celebran sobre políticas sanitarias con la colaboración de los laboratorios Pfizer

Pacto. Fue la palabra elegida como comienzo y remate, incluso como tal apertura y cierre anunciada, por el portavoz de Sanidad del PP en el Congreso de los Diputados, Manuel Cervera, para condensar su propuesta para hacer sostenible y posible la asistencia sanitaria con carácter público. Pacto con todos los agentes sociales, administraciones, empresas… por la viabilidad de una sanidad absolutamente acosada por la crisis.

El exconsejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana fue el protagonista ayer de las jornadas que el Colegio Oficial de Médicos de Valladolid y El Norte de Castilla celebran sobre políticas sanitarias con la colaboración de los laboratorios Pfizer. En su intervención, el diputado popular defendió todo modelo de gestión –público, privado o mixto– que demuestre ser eficaz– y la eficiencia fue el alegato reiterado para justificar, una a una, cada medida del Gobierno central en la reciente reforma de la sanidad pública que introdujo cambios en el copago farmacéutico o en las prestaciones.

Presentado el acto por el presidente de la organización colegial, Antonio Otero, y el ponente por el director de El Norte de Castilla, Carlos Aganzo, Cervera repasó los cambios en los debates en los últimos tiempos.Así, mientras hace años administraciones, profesionales y la propia calle parecían centrarse en el desarrollo y reconocimiento de la profesión; la recesión económica ha traído otro lenguaje a este sector para abrir el análisis de un cambio profundo del concepto de la organización sanitaria. «Hay que explicar todo muy bien», casi invocó Cervera, como conocedor de las críticas y dudas que han suscitado las reformas gubernamentales. Partió del discurso de que «la sanidad es un servicio público» y repasó la buena accesibilidad al sistema en España hasta el punto de que «no hay que salir de la provincia para encontrar el mejor tratamiento, quienes se van al extranjero lo hacen por capricho».

Calidad

Defendió así la tradicional calidad asistencial del país para pasar a las «amenazas» para el Sistema Nacional de Salud que concretó en puntuales aspectos: El envejecimiento de la población y, por lo tanto, el incremento de los enfermos crónicos; la inmigración; el incremento de los costes tanto por las nuevas tecnologías, por la actualización de aparataje, como por las infraestructuras, y el personal «requerimos cada vez más especialistas». Insistió asimismo en que, además, «el paciente cada vez sabe más, está más informado y exige más»; aunque reprochó al usuario de la sanidad que desconozca el gasto de cada prueba o consulta.

Cervera recordó que el informe Abril Matorell, de hace ya 22 años, «alarmaba sobre la necesidad de adoptar medidas en el Sistema Nacional de Salud» y advertía que la base del problema era «una crisis estructural». Fallaba la base. Algo a lo que además se ha sumado la crisis económica. «Los presupuestos han bajado, en vez de subir» mientras «la esperanza de vida crece y el gasto en tecnología aumenta, a la vez que se constata una fuerte caída de ingresos». Y llega la incapacidad de equilibrar ingresos y gastos… lo que suma 16.000 millones de euros en deuda a los proveedores y provoca «una crisis de identidad porque un país que no puede pagar lo que gasta es poco serio y los mercados no se fían y ya no es posible renovar la deuda», repasó el diputado del PP para dibujar la situación actual sanitaria gestionada además por 17 comunidades e insistió en que, pese a la diferencia de colores, en estos puntos «las coincidencias autonómicas» eran potentes.

Y como no todo va a ser negativo, el ex consejero valenciano de Sanidad vio en la crisis «una oportunidad para ordenar», una ocasión «que empresas de forma valiente y administraciones y responsables» han aprovechado. Y ordenar es algo que hay que hacer «con las comunidades, con su complicidad». Cervera se mostró como un defensor del sistema autonómico y consideró que tal cercanía en la administración había mejorado la asistencia, a la par que repasó la necesaria cohesión liderada por el Ministerio de Sanidad. En este aspecto, Manuel Cervera pasó a defender hasta a hacerlo suyo, punto por punto, el discurso del Gobierno central.

Inmigración

Así este médico oftalmólogo avaló la «importancia de las medidas adoptadas» como «el control de la gente que entra en un centro sanitario» en referencia a la falta de desarrollo normativo por el cual España no cobraba ni a los extranjeros que tenían convenio. Y aseguró que «la sanidad es ahora más universal que nunca, ahora se ocupa de colectivos antes no atendidos como abogados o arquitectos». Y recurrió a su tierra natal y, en general, al Mediterráneo para explicar que los centros de salud de zonas turísticas atienden «entre un 80% y hasta un 100% de extranjeros, un agujero de mil millones al año de ineficiencia». No obstante, puntualizó que, con esta reforma, «no se deja de atender, seguimos siendo, desde este punto de vista, el país más social de Europa». Repasó también las ventajas de las compras centralizadas y otras medidas para volver a recurrir a su palabra clave, la del pacto.

En esta ocasión, el de las 17 comunidades para evitar «que cada una tire de su cuerda» y buscó el ejemplo de las diferentes retribuciones de los médicos por hora de guardia o sustituciones para quitarse, unas autonomías a otras, los recursos humanos. «El Estado debe coordinar», destacó, Y llegó al copago. «Un esfuerzo –reconoció– pero basado en la equidad –defendió– que ha permitido ahorrar más de mil millones de euros». Por último, abogó por una cartera de servicios común y criterios compartidos a la hora de aprobar tecnologías y su adquisición. El objetivo de todo: «la sostenibilidad». Y para ello, «el quid de la gestión es la eficiencia». Recordó el diputado popular que, mientras hace unos años lo que buscaba un profesional en su nómina era un reconocimiento a seis años de carrera, casi otros tantos de Mir y una fuerte responsabilidad diaria, ahora «tener trabajo en un lujo» y aseguró que la gente joven con una carrera acabada tiene pocas más opciones «que irse fuera» de España.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies