26 Oct Es necesario un nuevo modelo sanitario en el que la colaboración pública y privada tengan un papel primordial

Expansión / D.Viaña

26/10/2012

 

 

El consejero de Sanidad pone a la Comunidad de Madrid como ejemplo de eficiencia en un encuentro en el que se abordaron las reformas necesarias en el Sistema de Salud.

“Durante décadas, el Sistema Sanitario ha disparado con pólvora del Rey”, con el gasto creciendo “por encima del presupuesto”, asegura Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid.
Si a esta situación se le suma que “los avances médicos de los últimos 20 o 30 años han prolongado la esperanza de vida”, y que “las enfermedades que antes provocaban la muerte, ahora son dolencias crónicas que requieren atención”, y por tanto aumentan los costes de la sanidad universal, el resultado final, según Fernández-Lasquetty, es que “el Sistema Nacional de Salud está en el momento más comprometido de su historia”.
Por ello, el consejero madrileño considera que “las compras centralizadas son un imperativo moral” y que medidas como las compras de equipos mediante subasta son totalmente necesarias para conseguir el mayor ahorro posible.
En el caso de Madrid, la implantación de éstas y otras actuaciones permitirá que “la Comunidad termine el ejercicio sin que Sanidad se gaste un euro por encima de lo presupuestado, algo que no ha ocurrido en ningún lugar en los últimos 40 años”, según asegura Fernández-Lasquetty, que fue uno de los participantes en el observatorio Crecimiento y Sostenibilidad en Sanidad organizado por EXPANSIÓN y Siemens.

Reformas en el sistema

Entre los expertos que acudieron al encuentro también está Alberto de Rosa, director general Ribera Salud Grupo, quien asegura que la sanidad “vive dos crisis: la financiera, y la de la gestión de un modelo” que lleva “dando claros síntomas de agotamiento” durante los últimos años. Por ello, en opinión de De Rosa, es necesario que se lleve a cabo una “reforma del modelo de gestión sanitario”. Una de las líneas que Luis Cortina, director ejecutivo del sector de salud de Siemens, afirma que debería seguir la citada reforma es la impulsar el trabajo conjunto de los ámbitos público y privado, algo que, tal y como ha quedado demostrado en otros países, no es sinónimo de “peor sanidad ni privada”.
En el Sistema Sanitario que los expertos dibujaron, “las Tecnologías de la Información tendrán una importancia clave”, asegura Adolfo Fernández, director general de Grupo Carpio, ya que gracias a ellas se podrá atender a los pacientes allá donde lo necesiten: “mediante el teléfono, por Internet, en la farmacia o en casa del enfermo”.
Y en todo este nuevo mapa sanitario no faltó la modificación de las políticas de recursos humanos. Según Ignacio Riesgo, director de Sanidad de PwC, las “plazas estatuarias” de las que gozan los profesionales de del sector “están en contradicción con la actividad de la propia medicina”.
Como ejemplo de esta situación, Fernández-Lasquetty afirmó que “no tiene ningún sentido que el personal sanitario se rija por las mismas normas que los funcionarios de la Dirección General de Tráfico”.

Nuevo Modelo

Todos los asistentes al encuentro coincidieron en que es necesario un nuevo modelo sanitario en el que la colaboración público-privada tenga un papel primordial, ya que posibilitaría un sistema más eficiente y de la misma calidad.

El copago, un debate “aplastado y que no conduce a nada”

Uno de los mayores debates que existen en torno a la Sanidad es la posible instauración de un copago o pago compartido de los servicios sanitarios por parte de los usuarios. Con esta medida, en opinión de Ignacio Riesgo, director de Sanidad de PwC, lo que se pretende es “es limitar el síndrome de barra libre que existe en la Sanidad”, algo positivo según Riesgo, que se muestra partidario de estudiar la introducción “del copago, no sólo en servicios farmacéuticos”, sino en diversos ámbitos de la Sanidad.
Ésta es una opinión que, a grandes rasgos, comparten todos los participantes en el observatorio Crecimiento y Sostenibilidad en Sanidad, organizado por EXPANSIÓN y Siemens, entre los que se encuentra Alberto de Rosa, director general de Ribera Salud Grupo. El directivo del grupo empresarial de gestión sanitaria afirma que “no hay que demonizar” el pago compartido y que un ejemplo del buen funcionamiento de este modelo es Alemania. Además, De Rosa asegura que si “hablamos de armonizar el sistema financiero, también tendremos que armonizar el sistema sanitario, y eso lleva al copago”. Por su parte, Adolfo Fernández, director general de Grupo Capio, también se muestra a favor de “prevenir la barra libre” pero avisa de que, en caso de que se aplique el pago compartido, “habrá que tener cuidado para que no afecte a la prevención”. Sin embargo, el de introducir este modelo de pago en España, “es un debate aplastado y que no conduce a nada por el sectarismo de la izquierda española, que es la más reactiva de Europa”, según Javier Fernández Lasquetty, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. En su opinión, “el copago es un asunto en el que España está prohibido hablar e incluso pensarlo” y por ello, “el copago no es la vía necesaria para avanzar, a pesar de que está convencido que podría ser un buen sistema para mantener el correcto funcionamiento del sistema.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies