05 Oct La empresa privada aboga por un cambio en el modelo sanitario

Expansion / Alejandro Noguerol

05/10/2012

 

 

Asegura que la estructura y los servicios fueron ideados para un contexto de bonanza económica y que la viabilidad del sistema pasa por la colaboración público-privada.

El modelo de colaboración público-privada (PPP, por sus siglas en inglés) en el ámbito sanitario ofrece a la Administración la posibilidad de mejorar y acometer las reformas de gran calado que el sistema precisa, según señala Alberto de la Rosa, director general de Ribera Salud Grupo.

Tanto él, como el resto de representantes del ámbito privado que se dieron cita en el encuentro Colaboración Público-Privada en el sector sanitario organizado por Unidad Editorial y Ribera Salud Grupo, aseguran que las carteras de servicios y las estructuras organizativas fueron pensadas para tiempos de bonanza económica. Sin embargo, la actual situación, en la que el acceso a la financiación en los mercados prácticamente cerrada, obliga a buscar vías de financiación alternativas.

En este escenario, la empresa privada se muestra segura de que es necesaria una colaboración en la que el objetivo es que los hospitales sigan perteneciendo a la red pública solo que con un modelo de gestión diferente, ya sea desde la construcción y su mantenimiento, la inclusión de algunos servicios no médicos o la totalidad de la gestión clínica. Pero sin dejar de estar integrados en el Sistema Nacional de Salud.

Por ello, advierte De Rosa, “sería un error que la Administración viese al sector privado como un elemento exclusivamente de financiación”. La colaboración permite un equilibrio entre la flexibilización y los servicios que se ofrecen, por lo que afirma que “debemos apostar por un cambio cultural”.

Primeros pasos

A pesar de que la convivencia entre el ámbito privado y el público no siempre es pacífica, tal como señala Javier Olave, director de Diario Médico, en diferentes Comunidades Autónomas ya se han dado pasos hacia la colaboración público-privada.

Extremadura, que estuvo representada en el encuentro por Luis Alfonso Hernández, consejero de Salud y Política Social, o la Comunidad Valenciana, que hizo lo propio por medio de Francisco Soria, director general de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad valenciana, son algunos de los casos el citado modelo se está empezando a estudiar aunque teniendo en cuenta que “no es una varita mágica”, tal y como señala Hernández.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies