01 Oct La colaboración público-privada sí es posible

01102012135926mariano

Diario Medico / Carmen Cáceres

01/10/2012

 

 

Aunque pueda ser complicada, sobre todo si se quieren salvaguardar ciertos valores, la colaboración público-privada es posible.

 Las relaciones con las Administraciones Públicas empiezan a ser complejas en tiempos de crisis, y más cuando se trata de una organización como la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, con una misión y unos valores que quiere preservar.

Durante el II Encuentro de Comités de Dirección Provincia Bética de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, celebrado en Sevilla, Mariano Guerrero Fernández, director de Planificación y Proyectos del Grupo Ribera Salud, ha analizado los nuevos modos de colaboración con la Administración Pública. Hasta ahora estas colaboraciones se han basado en actuaciones alternativas, complementarias y suplementarias, “pero ahora ha aparecido un nuevo modelo sustitutivo, que es el modelo concesional”.

Según Guerrero, están los modelos PFI y PPP, que “son los que ha habido en España”. No obstante, hay otras variedades del modelo concesional, “que no consiste sólo en construir hospitales y estructuras, sino también en compartir con empresas especializadas algunos elementos de hospitales públicos que, por su propia economía de escala, no son del todo eficientes. Es el caso de Madrid y su Laboratorio Central -gestionado por Ribera-, que da asistencia sanitaria a seis hospitales”.

Estructura multihospital

Otra cuestión importante dentro del modelo concesional es la estructura multihospital. Guerrero ha advertido de que hay que empezar a romper las barreras de los hospitales y hablar de estructuras multihospitales: “Trabajamos con tres hospitales absolutamente integrados -Elche, Torrevieja y Torrejón-. Los desestructuramos y analizamos los procesos que entraban en la estructura multihospital: la regla biológica, la central de compras, el sistema de información, el laboratorio y el servicio de referencia”.

En su opinión, Elche y Torrejón representan un modelo de hospital basado fundamentalmente en que hay una propiedad, control y financiación pública y una prestación privada, “pero no dejan de ser hospitales públicos. Sus factores de éxito son la gestión de los recursos humanos, la implantación de nuevos sistemas de información e introducir en el sector sanitario una estructura empresarial”.

Además, Guerrero ha señalado que las líneas clave para la gestión clínica son reducir la demanda inapropiada y las pruebas innecesarias sobre todo en el uso de la tecnología sanitaria, disminuir la asistencia sanitaria desproporcionada, estudiar la adherencia de los pacientes a los tratamientos y evaluar los efectos adversos, así como evolucionar de un sistema productivo y sanitarista a un sistema más salubrista conteniendo la producción.

El director de Planificación y Proyectos del Grupo Ribera Salud ha concluido que es posible la colaboración con la Administración, alineando los intereses y percibiendo que el sector sanitario funciona a largo plazo, además de adaptarse a cada realidad, trabajar mediante modelos multihospital y cambiar la cultura de los profesionales, los gestores y los políticos.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies