14 Jun La atención integral ahora es una tendencia imparable

14062012114536ALBERTO

Diario Médico / Enrique Mezquita

14/06/2012

 

 

Si la atención integral es algo deseable y que se lleva reclamando desde hace mucho tiempo, en la situación actual de escasez de recursos es aún más necesaria. En esa integración serán claves las nuevas tecnologías y los incentivos profesionales.

 

La atención integral es un reto tan necesario como imparable en los sistemas sanitarios, y para incrementarla es necesario mejorar la comunicación entre niveles y aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías, según se ha puesto de manifiesto en el IV Congreso de Gestión Clínica, organizado por la Fundación Gaspar Casal en Valencia (ver DM de ayer).

Juan José Gómez, jefe de Sección de Cardiología del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, de Málaga, ha señalado que “existen claras diferencias entre la atención primaria y especializada, pero ello es inherente a su propia naturaleza. Dado que parten de puntos muy diferentes, quizá la integración como tal es muy difícil, pero sí resulta fundamental que converjan”.
“Todo el mundo sabe que si los dos niveles asistenciales no se relacionan, el fracaso está garantizado. Quizá las dudas estén en cómo

llevar a cabo el proceso; el modelo es diferente según dónde se plantee”, ha añadido Gómez. La clave puede ser la “individualización de la integración en función de las características de las poblaciones o áreas sanitarias”.

Comunicación

El modelo propugnado por Gómez se basa precisamente en “favorecer la comunicación directa entre profesionales, ya que son quienes mejor conocen, junto con los pacientes, los circuitos, problemas, dificultades, beneficios y necesidades del sistema”. Para llevar a cabo este impulso son fundamentales las nuevas tecnologías y los incentivos profesionales, “que no deben ser exclusivamente económicos, ya que ello podría provocar que se centraran en unos procesos y abandonaran o dejaran de lado otros”.

Por su parte, Alberto de Rosa, director general del Grupo Ribera Salud, ha incidido en que el futuro está en crear una cultura en la que “todos los gestores y políticos nos demos cuenta de que no se puede ver la sanidad como un conjunto de compartimentos estancos”.

De Rosa se ha mostrado optimista respecto a las posibilidades de avanzar en la integración de niveles, puesto que “la exigencia de la crisis que estamos viviendo nos hará cambiar de modelo. Para una buena gestión de los recursos públicos el futuro tiene que tender hacia la integración”.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies