12 May Modelo Alzira, ejemplo a seguir

14052012115726marin

Las Provincias / Carmen Cerveró

12/05/2012

 

 

El Hospital Universitario de la Ribera se consolida como referente sanitario

El director gerente Manuel Marín asegura que la gestión público-privada ofrece más ventajas a los pacientes y a la Conselleria

Un modelo innovador. Así es como se presentaba hace 13 años el conocido como Modelo Alzira, que bajo una concesión administrativa público-privada se encarga de la prestación sanitaria del Departamento de Salud de la Ribera.

En la actualidad, 13 años después, el Hospital Universitario de la Ribera se ha convertido en un referente en la sanidad. Por este motivo, el Modelo Alzira se considera como un ejemplo a seguir.

Muestra de ello es que el Hospital Universitario de la Ribera es visitado por gobiernos de todas partes del mundo, que se interesan por conocer este modelo de gestión sanitaria.

Pero no hace falta cruzar fronteras para darse cuenta que es un modelo a seguir. Sin ir más lejos la Generalitat Valenciana ya ha pensado en este tipo de colaboración público-privada para gestionar «la parte no sanitaria de los hospitales públicos de la Comunitat, como son la limpieza, los equipamientos y otros», explicó el director gerente del Departamento de Salud de la Ribera, Manuel Marín.

Y es que este modelo sanitario ofrece ventajas tanto a pacientes, Conselleria, así como a profesionales, entre otros. Los primeros beneficiados del modelo de gestión público-privada son los usuarios que tienen «menos demoras, una menor lista de espera quirúrgica, mejores servicios y un mayor diagnóstico y más rápido. Además, tienen unos profesionales como la copa de un pino», señaló Manuel Marín.

Otra de las principales ventajas es la económica. Según Marín el Departamento de Salud de la Ribera «cuesta un 25% menos a la Conselleria de Sanidad que cualquier otro departamento público. Por lo que tenemos que ajustar muy bien los precios, tanto en compras como en gastos».

Por otra parte, el hospital se ha consolidado como un referente sanitario tanto en el uso de tecnología punta, en el tratamiento y diagnóstico oncológico, así como en el tratamiento de los cálculos de riñón. Además, es pionero en neurocirugía y técnicas del aparato digestivo. Este prestigio es reconocido por los pacientes, ya que prácticamente el 90% de los usuarios se muestra satisfecho con la atención sanitaria que reciben.

Y es que este prestigio en la asistencia sanitaria unido a la incorporación de tecnología puntera hace que vecinos de otras comarcas elijan este hospital gracias al decreto de libre elección de medio y especialista de la Generalitat.

«No negamos la asistencia a nadie. Atendemos encantados a pacientes de otras comarcas, pero con prioridad a los de la Ribera», manifestó el director gerente del Departamento de Salud de la Ribera.

Y es que el Hospital Universitario de la Ribera es el único centro de la Comunitat Valenciana y uno de los pocos de Europa que cuenta con un mamógrafo en tres dimensiones para el diagnóstico de cáncer de mama.

Un prestigio que este centro, que combina el modelo de sanidad pública y gestión privada que corre a cargo de una Unión Temporal de Empresas (Ute) formada por Adeslas, el grupo Ribera Salud y las constructoras Lubasa y Dragados, se ha ganado entre otras cosas a la «extensa» cartera de servicios que ofrece y que lo equiparan a un hospital general.

«Nadie es profeta en su tierra, pero siempre es bueno que los vecinos de la Ribera conozcan la extensa cartera de servicios que tiene el hospital», comentó Manuel Marín.

Por otra parte, el Departamento de Salud que integra todos los centros de salud de la comarca, el Hospital Universitario de la Ribera, así como los centros de salud integral (Csi) también es un referente en la gestión.

Desde el inicio de su andadura este departamento tiene la política de optimizar recursos, para ello se adecua el número de trabajadores a la actividad de cada centro.

«Siempre hemos funcionado ajustando la plantilla para optimizar recursos. No sólo no se ha despedido a nadie sino que en los dos últimos años se ha aumentado la plantilla y el sueldo de los profesionales», destacó el director gerente del Departamento de Salud de la Ribera, Manuel Marín.

Respecto al pago de los proveedores que suministran a este departamento de salud, Manuel Marín señaló que «estamos pagando moderadamente bien a los proveedores ya que hacemos una política de intentar no retrasar en exceso los pagos. Aunque si que es verdad que dentro de la crisis nos hemos retrasado unos días en pagar a algunos proveedores». Marín aseguró que la «sanidad pública no está en peligro. El Consell ha puesto en marcha unas medidas para que el modelo sanitario sea sostenible».

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies