15 Mar Recorte público, negocio privado

Informacion.es / Víctor Romero

15/03/2012

 

 

Miembros de AVE plantean al Consell que hay margen para que la iniciativa empresarial asuma un mayor protagonismo en la prestación de servicios públicos para mejorar su eficiencia

“No se trata de privatizar nada, si no de que aquellos que saben gestionar mejor se encarguen de hacerlo”, fue el argumento que el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, empleó en el almuerzo que la organización mantuvo el pasado lunes con el vicepresidente del Consell, José Císcar. En la reunión, entre las recetas planteadas por el “lobby” de grandes empresarios valencianos para mejorar la gestión de una Administración Pública asfixiada por el desplome de los ingresos y la necesidad de realizar ajustes de gasto para cumplir con los objetivos de déficit, Boluda lanzó la idea que “en la prestación de servicios se cuente más con la iniciativa privada”.
AVE lleva meses trabajando en la identificación de subsectores públicos susceptibles de ser gestionados desde el ámbito privado. La Generalitat ya es pionera en algunas experiencias en el campo de la sanidad (hospitales construidos y gestionados mediante el Modelo Alzira) que AVE cree que pueden extenderse. De igual modo, la organización entiende que la gestión privada debe seguir siendo el modelo para futuras residencias de la tercera edad, a la vez que apuesta por introducir una mayor cuota de iniciativa privada en la educación, más allá de los conciertos educativos ya existentes.
La otra pata sobre la que AVE vislumbra ahorros de costes públicos potenciales, al tiempo que oportunidades de negocio para empresas privadas es en la gestión del trasporte público. El “lobby” no tiene tabús y apuesta por estudiar la entrada de la iniciativa privada en la gestión del Metro de Valencia o el TRAM de Alicante, ambas redes integradas ahora en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV). “De lo que se trata es que algunos servicios públicos sean más eficientes y menos costosos”, afirman fuentes de la organización empresarial.
La base de esta estrategia de “política económica” que plantea el “lobby” en que los recortes presupuestarios van a abrir espacios para el sector privado, que puede garantizar nuevas inversiones que hasta ahora acometía la Generalitat si se articulan modelos de explotación que pueden suponer retornos económicos para el sector privado sin mermar calidad a los servicios públicos.
Dentro de esta filosofía se incluye también el caso de muchos institutos tecnológicos integrados en Redit, afectados ahora por los retrasos en las transferencias de fondos públicos (varios han tenido que hacer expedientes de regulación de empleo). AVE cree que la Comunidad Valenciana cuenta con un terciario avanzado “muy potente” que puede suplir la labor de asesoramiento en innovación que ahora realiza Redit con apoyo presupuestario público.
En línea con el argumentario de AVE hay que señalar que algunos de sus socios ya están posicionados en la prestación de servicios públicos. Es el caso de Manuel Palma, con el Centro Educativo Palma de La Cañada, un centro concertado. También el presidente de Mercadona participa en el fondo de capital riesgo Atitlán, que ha suscrito un acuerdo con Asisa para tratar de acceder al negocio de la gestión sanitaria.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies