17 Feb Andalucía dice que los ajustes económicos "encubren ajustes ideológicos" y "falsos mitos" sobre la sostenibilidad

lainformacion.com / EuropaPress

17/02/2012

 

 

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha advertido este jueves de que los “ajustes económicos” que están promoviendo las políticas más conservadoras en materia de sanidad, “encubren en realidad ajustes ideológicos”, toda vez que ha reprochado los “falsos mitos” que rodean a una presumible falta de sostenibilidad de la sanidad pública.

Montero, que ha participado en el ‘Fórum Europa. Tribuna Andalucía’ con una conferencia precisamente sobre la sostenibilidad del sistema sanitario, ha realizado una defensa encendida por “seguir manteniendo” un modelo de sanidad “que sea público, gratuito, universal y sufragado con los impuestos”, toda vez que ha aludido a los “peligros” que un modelo liberalizado de la sanidad pública, “que convierte a la asistencia sanitaria en mera mercancia”.

Tras apuntar que el sistema de salud es en sí mismo “uno de los mejores catalizadores de las tensiones sociales”, la titular del ramo ha esbozado los “grandes falsos mitos” que, a su juicio, rodea en la actualidad el debate de la sostenibilidad.

Así, en el primero de estos “falsos mitos”, Montero ha alertado de que la crisis económica que atraviesan las economías mundiales “no puede ser la gran cohartada para convertir la asistencia sanitaria en mercancía”; mientras que el “segundo gran mito” que habría que “desmontar” es el relativo “a que la sanidad pública y universal no es sostenible”.

“Yo avanzaría más, la sanidad pública, universal y financiada sólo con los impuestos de los ciudadanos, es la única sostenible”, ha defendido Montero, quien ha casado este tipo de políticas con la búsqueda de una “mayor eficiencia” en el ahorro, la gestión de los recursos y la incorporación de nuevas técnicas y tecnologías.

Así, y a modo de ejemplo, se ha referido al nacimiento en España de los dos primeros bebés libres de la enfermedad genética que tienen sus hermanos y por la que podrán ayudarles en su curación –‘bebés medicamento’– “y que han tenido lugar en Andalucía y en un hospital público” –el Virgen del Rocío de Sevilla–. En este punto, ha recordado que los padres de este segundo ‘bebé medicamento’ “son cocinero él y cuidadora ella de su hijo mayor enfermo”, algo que es “lo realmente importante”.

Respecto al “falso mito” de que en el sector público se “despilfarre más” que en el sector privado sobre la base de que lo privado se rige por su cuenta de resultados, la consejera del ramo ha desechado igualmente tal extremo, y ha aludido a los últimos informes de 2010 sobre mejora de calidad en países como modelo liberalizados como Holanda, “en el que no sólo no ha mejorado la calidad de la asistencia sanitaria, sino que además se ha incrementado radicalmente el gasto público en salud, de forma que en estos momemntos es el segundo país del mundo con un sistema sanitario más caro, solo superado por EEUU”.

En contraposición, ha puesto sobre la mesa el modelo del sistema sanitario público andaluz (SSPA), “motor de empleo estable” con 102.500 trabajadores, “de los que el 87 por ciento disponen de plaza en propiedad” y capaz de ofrecer “sólo con una inversión de 1.200 euros por persona y año, deuda incluida”, casuísticas como que “exista el doble de probabilidad de que un paciente andaluz pueda recibir un trasplante que en el resto de países de la UE”.

“¿Por qué entonces se quiere trasnformar este sistema público nuestro tan eficiente?; ¿Con qué cohartada?, y, sobre todo, ¿A quién beneficia?” se ha preguntado Montero.

En este contexto, ha insistido en su defensa de la sanidad pública, universal y gratuita “frente a la ideología al servicio de los poderes financieros de unos pocos”, ha apostado por promover “un amplio margen del intervencionismo estatal en la economía para que la lógica del mercado no devore a las personas” y ha reprochado la actitud de algunos políticos y personalidades de la vida pública “con la imagen que dan de Andalucía”.

“MATO, AGUIRRE, VIDAL CUADRAS,.. Y EL MENOSPRECIO A ANDALUCÍA”

“Seguiremos defendiendo nuestro modelo a pesar de Artur Mas, Durán y Lleida, Martínez de Irujo, Ana Mato, Esperanza Aguirre, Alejo Vidal Cuadras y tantos otros que siguen haciendo del menosprecio de Andalucía y los andaluces un lugar común en su discurso y pensamiento”, ha denunciado Montero, quien frente a ellos ha dicho que “me quedo con las palabras de Iñaki Gabilondo sobre la identidad andaluza”.

“Y es que pienso que la crisis está siendo la gran cohartada para encubrir los ajsutes económicos con ajustes ideológicos con los que desmantelar el estado del Bienestar”, ha proseguido Montero durante su discurso, en el que también ha hablado de los “peligros” que supondría implantar el conocido como ‘modelo sanitario Alzira’ “en el que el capital de riesgo (de las empresas privadas) sería el que controlaría la gestión de los hospitales”. Este hecho, ha declarado, “ya ocurre en comunidades como Valencia y Madrid y podría llegar a Andalucía si gana el PP-A, que ya ha dicho que es lo que quiere implantar”.

OTROS “FALSOS MITOS”

La consejera de Salud de Andalucía también ha aludido al “falso mito” de que las sanidad públicas están más burocratizadas “como ha querido hacer ver Ana Pastor”, una idea, por otra parte, que ha unido a su negativa a imponer un copago sanitario, entre otras razones “porque supone el doble y el triple más de burocratización”.

Respecto a que los servicios públicos puedan soportar una mayor frecuentación por el uso indebido de los usuarios al entender que el servicio es gratuito –aunque sufragado con sus impuestos–, Montero tambié ha negado tal consideración y ha defendido que “acudir menos al médico de familia no significa necesariamente ser más eficiente”.

Así, ha aludido a la tasa de hospitalización andaluza –que podría derivarse de un correcto y pronto diganóstico en el escalón sanitario de la atención primaria– “que es un 33 por ciento inferior que la media de la OCDE.

“FALSO MITO DE LA DESCENTRALIZACIÓN”

Del mismo modo, ha criticado los “prejuicios” que rodean al envejecimiento “que se penalizan sociológicamente” sobre la base, asu entender errónea, de que es uno de los factores que más contribuyen a encarecer la sanidad”. “No es cierto eso, ya que lo que encarece más la sanidad es la adquisición de nueva tecnología y nuevos fármacos”, ha ahondado.

Finalmente, se ha referido al “falso mito” de la descentralización como fuente de “ineficacia y pérdida de recursos” y ha dicho que “lo que los conservadores discuten es en realidad un argumento político”. “Francia, un pais fuertemente centralizado, tiene un gasto sanitario un 25 por ciento mayor que España”, ha concluido.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies