15 Feb El Hospital de Alzira, "espejo" en el que se mira Villarrobledo

La Verdad /

15/02/2012

 

 

El alcalde roblense visitó el centro valenciano y asegura que sus niveles de gestión y calidad son excelentes

 El alcalde de Villarrobledo, Valentín Bueno y la concejal de Sanidad, Carmen Collado, han mantenido una reunión en el Hospital de la Ribera de Alzira, con su gerente, Manuel Marín Ferrer, y con la comisionada de la Consejería valenciana.

Se trataba de conocer el modelo de gestión privada del servicio público sanitario del área de Salud 11, una innovación en la Comunidad Valenciana, y que está teniendo en los últimos años una gran acogida en otras comunidades.

Este modelo sanitario está siendo muy debatido en Castilla-La Mancha, al ser destacado como modelo de gestión por la Junta de Comunidades, que ha manifestado su intención de que se imponga en algunos hospitales de la región, entre ellos el de Villarrobledo.

El alcalde de Villarrobledo ha querido conocer sobre el terreno las principales características de dicho modelo sanitario y la posible repercusión que podría tener entre los vecinos de esta localidad.

Sin merma

Anunció que en los próximos días, desde el consistorio, se quieren llevar a cabo actos informativos, para despejar cualquier duda que puedan tener los vecinos sobre este modelo sanitario, que según afirma no es nuevo, y se ha puesto en marcha en varias comunidades autónomas de distinto signo político.

Después de la exposición llevada a cabo por Manuel Marín Ferrer y María Ángeles Matoses, sobre la función de la UTE que gestiona el Hospital y el control que sobre el mismo realiza a diario la Consejería valenciana, Valentín Bueno se interesó por las diferencias entre la gestión pública y privada.

Marín Ferrer aseguró que la Administración puede conocer el presupuesto que tiene para este departamento por un lado, y por otro la flexibilidad que tiene la empresa privada gestionar recursos humanos y materiales. Destacó la aplicación de nuevas tecnologías, a la hora de dotarse de medios a su alcance para ofrecer una asistencia sanitaria con calidad y eficacia.

Con relación a la forma en que los vecinos del área de salud han percibido los cambios del modelo de gestión, el gerente afirmó que cualquier tipo de cambio, cuando se anuncia tiene rechazo hasta que se conoce; y que una vez puesto en marcha, la satisfacción ciudadana, expresada en las encuestas, valora la calidad, la asistencia y la eficiencia como buenas, llegando al 88% de satisfacción.

 Otro de los asuntos debatidos, como la posible fuga de profesionales médicos, no ha supuesto tampoco problemas para el área de salud de La Ribera, según Marín Ferrer, que matiza que éstos pueden elegir entre seguir trabajando allí, o ser laborales dentro de la UTE, siendo estatutarios o laborales, evitando esas fugas.

El gerente del Hospital de Alzira afirmó que cuando se conoce este modelo sanitario, ninguna fuerza política debe tener miedo a la colaboración público-privada, ya que no es nueva y cuenta con más de un siglo de antigüedad, y desde todos los signos políticos se ha venido colaborando con lo privado.

Quiso dejar claro que sigue siendo un sistema público, con una sanidad pública, en la que no se nota absolutamente nada, sin que el ciudadano lo perciba en algún momento. En Alzira, aseguró, «ha quedado sobradamente demostrado que sigue siendo universal, gratuito, público, de calidad y eficiente».

Tras esta reunión de trabajo, Valentín Bueno ha expresado su satisfacción, al entender que los servicios que presta el Hospital de Villarrobledo no van a sufrir ningún tipo de merma en su calidad.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies