07 Feb Cospedal baraja copiar el «Modelo Alzira» en los centros de CLM

La Razón / R. P.

07/02/2012

 

 

Al Gobierno de Castilla-La Mancha le gusta el «Modelo Alzira» que ideó la Generalitat valenciana hace años para algunos de sus hospitales. Tanto, que lo considera «una referencia básica de éxito» que estudian, no sólo ellos, «también países como Reino Unido», según fuentes de la Consejería de Sanidad de la Junta castellano-manchega.

De hecho, representantes del Departamento que dirige Ignacio Echániz han hablado con los del valenciano Luis Rosado sobre el asunto y las «ventajas» de instaurar la gestión privada en centros sanitarios públicos.

Así, el Gobierno de María Dolores Cospedal podría estar planteándose seriamente aplicar el modelo del hospital de La Ribera en las futuras infraestructuras hospitalarias que se creen, pues actualmente la Administración de Castilla-La Mancha es la que los gestiona todos, aunque sí aplica la derivación de pacientes a clínicas y centros privados cuando no puede dar servicios en la red pública.

Según la Conselleria de Sanidad, el «Modelo Alzira» nace de la necesidad de favorecer las sinergias entre los sectores público y privado como estrategia «más eficaz» para mejorar la calidad asistencial del Sistema Nacional de Salud.

Sanidad explica que conceptos como «servicios que se prestan» deberían estar claramente deslindados de otros como el de «modo de gestionar los servicios», porque lo que realmente define si un servicio es público o privado, no es el modo de provisión del mismo, sino si su financiación y su regulación es pública o no.

En realidad, aclaran, la colaboración público-privada supone dar cabida a la «contratación externa» de agentes del mercado expertos en la gestión de un determinado servicio. «Esta contratación favorece la reducción de costes, sin que por ello se vea afectado el control de esos servicios y sin que se produzca una merma en la calidad».

El inicio de la experiencia valenciana en materia de colaboración entre el sector público y el privado se remonta a 1997, cuando se licita el primer contrato de gestión de servicios públicos a través de la fórmula de la concesión administrativa en el Departamento de Salud de «La Ribera». En 2003 le sigue Torrevieja y, más tarde, el de Dénia, Manises y Vinalopó. En estos casos, aseguran, el coste per cápita del contrato es un 25 por ciento inferior al coste medio de la provisión por gestión directa.

CLAVES
– La adjudicación es por concurso abierto y el contrato comprende la gestión del servicio público y la ejecución de las inversiones (construcción de un hospital o centros de salud o especialidades).
– Podrán presentarse las empresas del sector de seguros de asistencia sanitaria y las que ejerzan su actividad en el sector de prestación de servicios sanitarios.
– La retribución del concesionario constituye la «prima per cápita» que debe abonar la Administración por la «población protegida».
– Al finalizar la concesión, todas las inversiones realizadas revierten a la Generalitat.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies