11 Nov “La única solución es crear una deuda perpetua"

Expansión / I.G.

11/11/2011

 

 

Juan Iranzo Presidente del Colegio de Economistas de Madrid, sostiene que Europa ya va a varias velocidades.

 Al recién reelegido presidente del Colegio de Economistas de Madrid, Juan Iranzo, no le sorprende la idea de que pueda haber una Europa a dos velocidades. Considera que eso ya es así. Es más, sostiene que existen tres. Sostiene que la solución a la crisis que azota a Europa es la creación de una “deuda perpetua” que permita evitar las tensiones de refinanciación. Pero, pese a todo, el también vicepresidente del Instituto de Estudios Económicos no cree que el euro esté en peligro y defiende que si se hacen más reformas en España y en la Unión Europea no hay “dudas de que superaremos los problemas”.

¿Qué opinión le merece la idea que se está planteando sobre que pueda haber una Europa a dos velocidades. ¿Tiene sentido?

En estos momentos Europa ya va a distintas velocidades. Yo diría que hay tres velocidades. Por una parte estarían los países del Este, por otra los más dinámicos de Europa occidental y por otra los denominados gipsys. Simplificando la clasificación, podríamos decir que por un lado están los países que están siendo competitivos y por otro los que no. Y los que no lo son tienen que hacer esfuerzos adicionales si quieren serlo.

¿Hay algún atajo para solucionar la crisis de deuda?
El único atajo es diseñar una deuda perpetua o permanente que te permita evitar las tensiones de la refinanciación. El descuento en esa deuda surgiría en el mercado secundario. Pero los países podrían gestionarla mejor. Por ejemplo, si privatizan y obtienen recursos podrían ir saldándola.

¿Hasta dónde puede aguantar Europa en estas condiciones? ¿Está el euro en peligro?
Yo creo que el euro no está en peligro pero esto no debe ser una excusa para no actuar. Hay que responder adecuadamente y hacer las reformas necesarias para ser más competitivos.

¿Hay quien dice que ya se han hecho y no han servido?
No se ha hecho lo que había que hacer. Se han planteado algunos temas que luego han quedado totalmente descafeinados con planteamientos poco ambiciosos.

¿Qué es lo que hay que hacer?
En primer lugar, tenemos que alcanzar la austeridad presupuestaria sin subir impuestos y eso pasa por reducir gastos. Es necesario además abordar una reforma de la Administración y de la Sanidad, para hacerla sostenible. Tenemos que esforzarnos para que nuestro modelo sanitario sea viable y hay fórmulas de colaboración público privado que funcionan como el Hospital de Alcira.
En segundo lugar, tenemos que mejorar la competitividad de nuestro tejido empresarial y para eso es imprescindible una reforma laboral en profundidad, que toque todos los aspectos que se han eludido, como el de la negociación colectiva. Se debería bajar también la fiscalidad a las empresas y defender un modelo que preserve la unidad de mercado.
La lista de reformas pendientes es enorme y está todo por hacer. Necesitamos una reforma de la Justicia, que la haga más rápida y eficaz; hay que afrontar nuestro problema energético y reducir la dependencia del exterior. Y no podemos olvidar que es preciso mejorar nuestro modelo educativo, poniendo especial énfasis en la investigación y el desarrollo. Si avanzamos en estos temas no tengo dudas de que superaremos los problemas.

¿La crisis que vive la Unión Europea es fundamentalmente económica, o es ya una crisis, sobre todo, política?

Considero que es una conjunción de las dos. Es una crisis política y económica. Hay un problema de fondo económico que ha recibido una respuesta inadecuada por parte de la política, especialmente, por que se han aplicado medidas anticíclicas de carácter expansivo.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies