28 Oct Que dirijan la sanidad los que saben hacerlo

Diario Medico / Rosalía Sierra

28/10/2011

 

 

Prácticamente todos los gerentes y directivos sanitarios que Diario Médico ha contactado para elaborar este reportaje están de acuerdo en una de sus peticiones al futuro Gobierno: que la gestión sanitaria sea de una vez una labor directiva ejercida por los que saben, alejándola de los vaivenes políticos.

Y al decir prácticamente todos se incluyen tanto aquéllos cuyas caras figuran en esta página como otros que han declinado opinar… precisamente por la proximidad de las elecciones. Además, no basta con un compromiso verbal o medianamente formal; los gestores quieren que esta despolitización se regule desde el máximo nivel. Así, Joaquín Estévez, presidente de la Sociedad Española de Directivos Sanitarios (Sedisa), quiere “que se lleve al Consejo Interterritorial una propuesta legislativa para profesionalizar la gestión de los centros; deben despolitizarse los puestos técnicos, eligiendo para ellos a profesionales con las aptitudes y actitudes necesarias, evitando el intrusismo”.

Otra vía, más contundente si cabe, es la que propone César Pascual, gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander: “Es necesario que se formalice de una vez por todas un pacto por la sanidad que contemple el compromiso de no utilizarla políticamente pero asumiendo la responsabilidad y las consecuencias de romper el pacto. Y algo muy importante: dignificar la función directiva, que el directivo recupere su dignidad y prestigio”.

Estévez apoya el pacto, e incluso lo ampliaría: “Debemos participar en él todos los agentes del sistema sanitario, no sólo los políticos. Del mismo modo, sería deseable crear un Informe Abril de 2011, reformando a fondo las reglas del juego, incluyendo legislación, políticas de recursos humanos y gobernanza de los centros sanitarios, para conseguir más eficiencia en la sanidad pública, que aún es muy poco flexible y está encorsetada”.

En este sentido, Ignacio Martínez Jover, gerente del Hospital de Torrejón, en Madrid, cree que “es hora de mejorar la eficiencia y productividad de los profesionales, y eso sólo se consigue cambiando el modelo retributivo. Hay que premiar a los que más trabajan, con incentivos de verdad”.

Colaboración
Este camino entronca con el modelo de concesión administrativa que defienden tanto Martínez Jover como Alberto de Rosa, director general de Ribera Salud. Según De Rosa, “hay que rediseñar los recursos humanos del sistema para mejorar la productividad sin obviar la necesaria colaboración público-privada para aligerar la carga de la Administración”. Y cuando habla de carga, incluye la económica. A su juicio, “la sanidad está inmersa en la crisis económica general más importante que ha vivido nunca, a lo que se une la crisis interna de gestión del modelo. El diagnóstico está hecho, y falta pasar a la acción. Hay que acometer reformas para hacer sostenible el modelo, pero hay que ganar tiempo para planificar el alcance y la profundidad de estas reformas, que deben centrarse en mejorar la eficiencia global del sistema, buscar la flexibilidad de los modelos organizativos y movilizar todos los recursos del sistema, públicos y privados”.

No se puede obviar, está visto, el tema de la crisis, y Manuel González Suárez, gerente del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, de Granada, cree que es necesario “definir y garantizar la financiación del sistema sanitario público mediante un modelo de carácter finalista de los fondos y aportaciones, todo ello manteniendo la descentralización, con el fin de consolidar la sostenibilidad futura de los servicios sanitarios”.

A este respecto, Pascual pide un “acuerdo de financiación que incluya un plan de medidas para financiar deuda y financiación realista del gasto real consolidado; reordenación y homogeneización de la cartera de servicios; obligación de resultados, porque no basta la de medios; reordenación de servicios y unidades (especialmente las de referencia) para que sólo las más eficientes continúen, y prescindir de todo aquello que no aporta valor”.

Plan de choque
Por su parte, De Rosa piensa que “los temas prioritarios son la deuda y el déficit. Hay que atacar la deuda implicando al Ministerio de Hacienda, y hay que hacer un plan de choque contra el déficit, aplicando medidas de ahorro con un plan a corto plazo, y otro más profundo y estructural a medio plazo con unos objetivos claros y unas estrategias definidas”. Por ello, al futuro Gobierno “le pediría firmeza y valentía en la toma de decisiones, liderazgo ante la sociedad y capacidad de consenso con las comunidades, agentes sociales y económicos”.

Estas cualidades serán también necesarias para aprovechar la oportunidad que se ha presentado “gracias a la crisis: se ha producido una integración de todos los agentes opinando lo mismo y que permitirá revalorizar la marca España mediante su sistema sanitario, uno de los más admirados”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies