22 Sep Madrid alude al paciente satisfecho como garante de los modelos de concesión

16092011140504Alberto

Redacción Médica / Javier Barbado

22/09/2011

 

 

El elevado índice de satisfacción de los pacientes; la mejora en las condiciones laborales de los trabajadores; y la flexibilidad funcional e incluso estructural de los ocho hospitales con que cuenta la Comunidad de Madrid a partir de 2004, han servido para que el Gobierno autonómico se reafirme en su apuesta por la gestión público-privada en el campo de la salud, en este caso por boca del director general de Gestión Económica y Compras de Productos Farmacéuticos y Sanitarios de la Consejería de Sanidad, Pedro Llorente Cachorro.

La disertación de Llorente Cachorro ha tenido lugar durante las jornadas “Los sistemas de Salud y las nuevas formas de organización y gestión”, que se ofrecen en el contexto del Sexto Encuentro Internacional e Interuniversitario de Gestión Sanitaria y que organizan la Universidad Europea de Madrid y la Universidad Andrés Bello.

El responsable de Gestión Económica en el Gobierno autónomico ha recordado cómo el partido en el Ejecutivo regional trazó un plan estratégico desde ese año para la construcción, a corto y medio plazo, de once nuevos hospitales, de los cuales funcionan en este momento ocho (incluyendo el traslado del Puerta de Hierro-Majadahonda) y otro más, el de Torrejón de Ardoz, comienza su andadura el próximo día 22.

De hecho, Alberto de Rosa, director general de la empresa que ha adquirido la concesión administrativa del centro, Ribera Salud, se ha referido a su inauguración, el día 21, como el comienzo de una nueva etapa en el brillante historial de la entidad, pionera en instaurar la gestión privada de servicios sanitarios asistenciales en la Comunidad Valenciana (el denominando “modelo Alzira”.

Llorente Cachorro, por su parte, ha matizado que los ocho nuevos hospitales madrileños acaparan el 20 por ciento de los actos médicos que se llevan a cabo en esta comunidad autónoma, y que, desde su puesta en marcha, uno de cada tres habitantes de la región ha “estrenado” hospital. Explicó al auditorio, asimismo, cómo la sanidad pública española concentraba los grandes hospitales en la capital en los años 60 y 70, y, aun en los 80, “la mayoría respondía a un esquema rígido, muy estructurado desde el punto de vista funcional y muy centralizado”, lo que derivaba en listas de espera como mecanismo de regulación de la entrada de pacientes.

En cambio –ha continuado–, los centros de nueva cuña en la región son “modulables en función de la demanda y logran una mayor integración entre la Atención Primaria y la Especializada”, lo que favorece una mejores condiciones de los profesionales y de los propios pacientes. Acto seguido, se refirió de forma didáctica al público para aclarar las diferencias técnicas y administrativas de los diferentes modelos de gestión de que se valen los hospitales.

En esa misma línea, Javier Sánchez Caro, responsable de Área Bioética y Derecho Sanitario en la Comunidad de Madrid y Académico Honorario correspondiente a la Real Academia Nacional de Medicina, repasó el origen histórico del modelo de concesión no solo aplicada a la salud, y se remontó al Estado francés que se plantea que la Administración no puede entrar en la gestión económica porque no logra los mismos niveles de eficacia y eficiencia que las empresas privadas.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies