27 Ago Ribera Salud se alía con constructores para gestionar hospitales en Iberoamérica

EL MUNDO / Javier Carrasco

27/08/2011

 

 

El grupo sanitario Ribera Salud, que administra hospitales en Alzira, Torrevieja, Denia, Manises, Elche y Torrejón (Madrid), quiere exportar su modelo de gestión privada a hospitales de Iberoamérica con el apoyo del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Directivos de Ribera Salud y representantes de la patronal de contratistas de obra pública de la Comunidad Valenciana (Fecoval) viajarán a Washington en octubre para vender este proyecto a los dos organismos multilaterales y lograr su financiación.
El nuevo presidente de Fecoval, Eduardo Beut, desveló ayer esa misión conjunta de Ribera Salud y de su patronal a Washington, sede del Banco Mundial y del BID, con el fin de vender el modelo Alzira para países de Iberoamérica. Esa misión conjunta ofrecerá el know-how (saber hacer) de Ribera Salud, que acumula doce años en la gestión de hospitales públicos por concesión administrativa, y también la experiencia de los contratistas de obra pública de la Comunidad.
La visita a la capital de Estados Unidos viene precedida por una misión inversa de una delegación del Banco Mundial y del BID a Valencia en octubre del año pasado, que se interesó por las obras públicas más importantes en las que han participado constructoras de Fecoval. Este encuentro tuvo el respaldo del Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex), que firmó un convenio con esa patronal en 2010 con el fin de facilitar la internacionalización de sus empresas, dotado de momento con 20.000 euros.
Iberoamérica es un mercado prioritario tanto para los contratistas como para Ribera Salud, que limita de momento su campo de acción a España, donde gestiona hospitales en Alzira, Torrevieja, Denia, Manises y Torrejón (Madrid). Además, participa en la sociedad Erescanner Salud, que presta el servicio de resonancias magnéticas, y BR Salud, gestora del Laboratorio Central de San Sebastián de los Reyes (Madrid), que da cobertura a seis hospitales públicos.
El respaldo económico del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo es imprescindible para la aventura de Fecoval y Ribera Salud, participada por Bankia y Caja Mediterráneo (CAM), en el continente americano. De ahí la visita programada para octubre, con almuerzo de trabajo incluido. Esos organismos multilaterales suelen financiar hasta el 75% de los proyectos con préstamos, y su mero apoyo proporciona garantías de cobro. Una segunda misión inversa de ambas entidades viajará a Valencia en noviembre próximo.
Algunas empresas de Fecoval ya han participado en licitaciones de obra pública en Perú, Panamá y Colombia y en algún caso, ya han ganado concursos, siempre en alianza con socios locales. Al contar ya con presencia allí, esos tres países serían los candidatos idóneos para la entrada de Ribera Salud y de los constructores interesados en aquellos mercados. El obstáculo que deben vencer son las trabas que esos países ponen a los inversores extranjeros con coeficientes de endeudamiento muy elevados, tal como admitió Beut.
La construcción de hospitales es una de las líneas de negocio estudiada por Fecoval dentro de su plan de internacionalización, gracias al acuerdo con el Ivex. Las otras dos áreas de actividad son la construcción de carreteras y las infraestructuras relacionadas con el agua. Con una caída del 57% en la licitación de obra pública de la Generalitat
entre 2007 y 2010, y de un 81% en la Administración central en ese periodo, la apertura al exterior se ha convertido en una solución casi obligatoria para la supervivencia de las firmas de obra pública, que acuden a las licitaciones en consorcios.
Además de Iberoamérica, la otra zona elegida por estas empresas para su expansión es el este europeo, sobre todo Rumanía, donde hubo una misión liderada por el Consell en marzo pasado, y en menor medida Polonia y Hungría.
Las constructoras valencianas quieren aprovechar el tirón que representan las ayudas de la Unión Europea para promover el desarrollo de las infraestructuras en los países del Este. Según estimaciones del sector, hay 30.000 millones en fondos estructurales y de cohesión para esa zona de la UE.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies