26 Jul Iniciativa empresarial: necesaria para hacer sostenible la sanidad

Expansión / José María Juárez

26/07/2011

 

 

En la coyuntura económica actual, caracterizada por las restricciones presupuestarias, el Sistema Nacional de Salud (SNS) está abocado a hacer uso de todos los recursos disponibles, incluidos los privados, para ser viable y solvente desde las perspectivas financiera y asistencial.
Las recientes elecciones autonómicas y los próximos comicios generales tanto si se celebran antes de que termine el año como si se producen finalmente en marzo de 2012 suponen una excelente oportunidad para llevar a la práctica reformas estructurales (continuidad asistencial sociosanitaria, orientación del modelo hacia la prevención de las enfermedades y atención al paciente crónico) que permitan optimizar los recursos disponibles y dar una respuesta adaptada a las necesidades que presenten los pacientes en cada momento.
La limitación de los fondos y la creciente demanda de atención obligan, o al menos deberían hacerlo, a los políticos a anteponer la aplicación de medidas que resuelvan las carencias de profesionales sanitarios y enfermos a cuestiones ideológicas, incluidos los prejuicios existentes a la colaboración público-privada.
Teniendo en cuenta que las autonomías en las que más de un 25% de la población cuenta con un seguro privado son las que menor gasto público generan y que la supresión de las mutualidades administrativas afectaría a la actividad asistencial desarrollada por 12.750 médicos y evitaría un ahorro por mutualista de más de 500 euros -hace algunos meses se rumoreó una posible eliminación de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface), la Mutualidad General Judicial (Mugeju), y el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (Isfas)-, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Idis), formado por hospitales privados y aseguradoras en junio de 2010 para impulsar su integración en el sistema sanitario, ha puesto de manifiesto en los informes que ha elaborado en su año de existencia que el sector privado contribuye al desarrollo económico del país generando empleo -253.000 profesionales sanitarios- e invirtiendo recursos, que descarga asistencialmente a la sanidad pública y que mejora el acceso del paciente a la asistencia.
De acuerdo con los datos aportados por el Idis. el sector sanitario privado representa el 2,5% del PIB en España, lo que equivale al 27,5% del gasto sanitario global que se realiza en nuestro pais y a 26292 millones de euros. Se trata de una proporción únicamente superada en el escenario de la Union Europea por Suiza Grecia y Portugal, y que comprende la actividad de 483 hospitales -el 51% de todos los existentes en el Sistema Nacional de Salud y 53.985 camas -el 33% de las disponibles en nuestro país-.
Con esta dotación, la iniciativa privada genera un ahorro de 1448 euros por cada uno de los 7,6 millones de asegurados, al tiempo que descongestiona los centros de la red pública puesto que en 2008 el 25% de las altas hospitalarias, el 31% de las intervenciones quirúrgicas y una de cada cinco urgencias se realizaron en los hospitales privados.

Formación en l+D+I


La sanidad privada, que complementa la actividad del profesional sanitario, especialmente del médico, como alternativa añadido o sustitutivo de la práctica en el sistema público, cuenta con diez hospitales universitarios y quince centros con capacidad para 90 plazas de formación especializada por el sistema de residencia (MIR) para este año, y dan formación a 1.840 estudiantes.
Además, está demostrando su resistencia a la crisis, pues, según las cifras del Idis, el pasado año creció en número de asegurados y de primas, practicando una medicina de excelencia -el 86% de los centros cuenta con certificados de calidad-, acometiendo investigación puntera mediante el proyecto Best impulsado por Farmaindustria -que incluye a 122 centros privados que participan en 434 ensayos clínicos centrados en enfermedades oncológicas, cardiovasculares y neurológicas, e incentivando la innovación en el ámbito de la gestión con la introducción de las nuevas tecnologías.
Según el Idis, que tiene previsto recoger 500.000 firmas para llevarlas al Parlamento con el fin de que el seguro privado desgrave a sus contratantes, “el sector público no podría cumplir sus objetivos asistenciales sin contar con la colaboración del sector privado”, una afirmación más allá de la cual es necesario que el sector se comprometa de manera íntegra con la sostenibilidad.
Dijo Antoine de Saint Exupery, autor de El Principito, que “el hombre se descubre cuando se mide contra un obstáculo”. Pues bien, ante el escollo de la crisis que estamos padeciendo, sanitarios, gerentes, políticos y pacientes debemos dar la talla y ser responsables en el uso de los recursos, incluidos los privados, para, cuanto menos, mantener, al margen de copagos como los aprobados recientemente en Italia, el sistema sanitario español.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies