19 Jul La directiva sanitaria transfronteriza pretende que exista cooperación europea y asegure el derecho del paciente

Salut i Força / Susana Fernández

19/07/2011

 

 

La segunda parte del IV Foro de la Illa del Rei, estuvo centrada en una mesa redonda, la moderadora fue la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, y ex ministra de sanidad, Ana Pastor, quien aseguró que esta nueva directiva comunitaria es un elemento clave para conocer cómo será nuestra asistencia sanitaria en España y en Europa en los próximos años.

“Antes del 2013 debemos articular un sistema con una base de datos global con la cartera de servicios de todos los países, es decir, cada administrador sanitario debe conocer que cubre su país de origen y lo que no cubra tendrá que hacer una factura”, dijo.

Al respecto comentó, que esta nueva forma de trabajar requerirá conocer nuestra propia cartera de servicios de nuestro Sistema Nacional de Salud, que en la actualidad está dividida en las diferentes comunidades autónomas, “bajo mi punto de vista el modelo actual deja mucho que desear”.

Pastor explicó que en la actualidad si llega a nuestro país un paciente belga y le atendemos en Baleares, la recaudación del tratamiento se efectúa por el Ministerio de Trabajo, según ella, “esto debe cambiar”. “Hablar de dinero parece que es de mal gusto pero con el déficit que existe la nueva directiva transfronteriza tiene mucha repercusión desde el punto de vista tecnológico, económico y de la salud”, dijo.

En la mesa también estaba Pilar Viedma en representación de la conselleria de Sanitat Valenciana, quien expuso los puntos importantes de la directiva, la cual asegura el mismo trato sanitario a todos los ciudadanos de la Unión Europea. “Este nuevo escenario tiene unas consecuencias como la elección del proveedor de la asistencia sanitaria, establecer un sistema de reembolso y lo más importante debemos conocer la cartera de servicios de la Unión Europea”.

Viedma aseguró que se deben tener en cuenta el ordenamiento jurídico, los reglamentos y la jurisprudencia, “me preocupa las diferentes normativas, la cartera de servicios las prestaciones igualitarias. Es necesario construir una autentica sanidad europea”.

La otra invitada en la mesa redonda fue Rosa Estarás, eurodiputada y miembro de la Comisión de Desarrollo Regional, quien explicó que la directiva transfronteriza pretende tener un marco legal en el que exista una cooperación europea y asegure el derecho del paciente.

“Se está hablando de cómo debe ser el reembolso, quién es la población beneficiaria y cómo afecta a los ciudadanos desplazados. Lo primero que dice la directiva es que el gasto que se genera por una atención sanitaria tiene el mismo coste que en el país de origen, pero esta atención se tiene que autorizar. Además, no se puede discriminar a nadie, es decir, se tiene que garantizar la asistencia sanitaria”.

Según Estarás, entre los problemas que plantea esta norma es qué hacer si un ciudadano no tiene dinero, “este es un debate que se planteo en el Parlamento, quien costea el tratamiento a un paciente que no tiene recursos económicos. La mayoría de países dijeron que era inmiscuirse dentro del sistema sanitario de cada país. Pero también hay problemas porque no distingue entre sanidad pública y privada. Todavía quedan temas por resolver”.

El director General de Ribera Salut, Alberto de Rosa, también en la mesa redonda dijo que le gusta hablar de sanidad en Europa, “es un gran reto que tenemos. Estamos viviendo una crisis compleja y deberíamos poner un reloj como se hace en las olimpiadas que nos marque el tiempo que nos queda hasta que esta directiva entre en vigor”.

Además, afirmó de forma contundente que nuestro país tiene una sanidad de excelencia y con suficiente experiencia tanto a nivel público como privado con diferentes modelos de gestión. “Desde el sector privado se puede apostar pero hay que plantear retos y alianzas entre las instituciones de otros países”. El profesor titular del Departamento de Economía Aplicada de la UIB, Javier Rey-Maquieira, no tuvo palabras halagadoras para la Directiva Transfronteriza, “yo soy pesimista por varias razones en España hemos tenido problemas con el comercio, basta recordar las carreteras cortadas por el transporte de las fresas hacia otro país. Esta normativa generara conflictos porque las cosas no son tan fáciles”.

Para concluir la moderadora de la mesa, Ana Pastor comentó los elementos a tener en cuenta de la directiva europea sobre asistencia sanitaria transfronteriza como son los mecanismos para el reconocimiento de recetas; los gastos y reembolsos; la autorización previa; la protección de datos; el movimiento de profesionales. “Aquí hoy se abre un gran debate en el que tendríamos que poner en marcha el reloj olímpico, al que hacía referencia Alberto de Rosa, para saber cuántos días nos quedan hasta que esta directiva sea una realidad, mientras tanto pensemos que es una gran oportunidad para España, porque tenemos muy buenos profesionales”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies