23 Nov Los hospitales de colaboración público-privada ahorran un 25% en costes respecto a los de gestión directa

31032011124934los hosp. de colaboracion

23/11/2010

 

 

Reflexiones sobre la sostenibilidad del sistema con Alberto de Rosa, director General de Ribera Salud, en el Desayuno de Trabajo organizado por PwC.

La colaboración entre lo público y lo privado se puede perfilar cómo una fórmula de futuro frente a la crisis económica ya que disminuye en un 25% los costes respecto a los centros de gestión directa. Sobre ello ha debatido hoy Alberto de Rosa, director general del grupo Ribera Salud, en un desayuno de trabajo que se ha celebrado en Madrid organizado por PwC y presentado por Jordi Sevilla, Senior Counsellor de PwC y ex-Ministro de Administraciones Públicas.

Para Ignacio Riesgo, director de Sanidad de PwC. “la experiencia de una empresa especializada en la colaboración público-privado en el ámbito sanitario, como es Ribera Salud, es un valor importante para el sistema. El entender bien los intereses del sector público y dar respuesta a los mismos desde la flexibilidad de una empresa privada es la aportación de Ribera Salud al sistema sanitario español”.

“La crisis económica está presionando aun más al sistema sanitario”, ha asegurado Alberto de Rosa, durante su intervención. “Se debate sobre las reformas en otras áreas pero en lo relativo a sanidad, casi todas las propuestas se han centrado en el copado y los reajustes económicos. Sin embargo, hay otras alternativas circunscritas a los centros hospitalarios que se deberían empezar a valorar”. Los grandes objetivos de la reforma sanitaria pasan por contemplar, según Alberto de Rosa “la búsqueda de la flexibilidad en los modelos organizativos, la mejora de la eficiencia global del sistema, responder a los retos del siglo XXI con herramientas del siglo XXI y movilizar todos los recursos del sistema, públicos y privados”.

Las previsiones hablan por si solas, ha comentado Alberto de Rosa, durante su intervención: “en los últimos 6 años el gasto total en sanidad ha crecido un 82%, muy por encima del crecimiento del PIB, lo que hace dudar”, insistió, “en la sostenibilidad del sistema tanto a medio como a largo plazo, además de enlentecer la modernización de la red sanitaria”.

Frente a ello, una fórmula que se ha aplicado con éxito en otros países europeos, como Suecia o Inglaterra y en otras áreas, sobre todo en el campo de las infraestructuras (escuelas, carreteras, edificios), es la colaboración entre lo público y lo privado. “El modelo de concesión que permite gestionar de forma privada hospitales públicos puede convertirse en una medida de sostenibilidad ya que son las empresas privadas las que asumen los riesgos de la creación de la infraestructura y el mantenimiento de los mismos, garantizando los servicios de máxima calidad que exigen las administraciones públicas y sin quebrar el principio de gratuidad y universalidad”. Es decir, combina la fortaleza de la sanidad pública y aprovecha la experiencia y los conocimientos en gestión del sector privado”. En cifras, se ha comprobado que mediante esta colaboración se reduce un 25% el coste respecto a los centros de gestión directa.

Pero no sólo los datos refrendan este modelo, varias encuestas desarrolladas tanto en el ámbito internacional como nacional confirman la satisfacción de los ciudadanos con esta fórmula de gestión. Un estudio del Global Health Group del año 2009 resaltaba el alto grado de satisfacción obtenida por los pacientes así como la contribución del modelo al mantenimiento, sostenibilidad y viabilidad del sistema público sanitario. Y en las encuestas internas realizadas en los centros hospitalarios con este modelo de gestión, el 91% de los pacientes valora como muy satisfactoria la atención recibida y el 94% de los encuestados desconoce si el centro es de gestión pública o privada, lo que demuestra que al ciudadano le preocupa cómo se hacen las cosas y no quién las hace.

Para Alberto de Rosa, “con este modelo se podría minimizar el impacto de los grandes retos que se ciernen sobre el sistema sanitario como el envejecimiento de la población, la cronificación de las enfermedades y la necesidad de integrar la última tecnología”.

Modelo Alzira
Esta fórmula de colaboración público-privada o modelo concesional sanitario se puso en marcha por primera vez en el Hospital de La Ribera en 1999. Desde entonces y con cinco hospitales en la Comunidad Valenciana (Alzira, Torrevieja, Denia, Manises y Vinalopo en Elche) el modelo se ha extendido dentro y fuera de la Comunidad Valenciana y está siendo estudiado con interés por organismos e instituciones nacionales e internacionales.

 

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies