27 May El modelo sanitario de colaboración público privada es un aliado para contribuir a la sostenibilidad del sistema

31032011124705IRR (10)

27/05/2010

 

 

• Representantes de las consejerías de Madrid y Valencia y expertos en gestión sanitaria se dan cita en Madrid en una jornada sobre “Gestión Público Privada de Hospitales 2010” organizada por iiR España

“Nos sentimos orgullosos del proyecto de Hospital público de Torrejón, que está integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, porque representa para nosotros el reto de ganarnos la confianza del usuario y del profesional sanitario basando nuestro trabajo en la calidad y la excelencia”, ha subrayado Mariano Guerrero, director de Planificación y Proyectos del grupo Ribera Salud y coordinador del proyecto Hospital de Torrejón, en el marco de la Jornada ‘Gestión Público-Privada de Hospitales 2010’, celebrada ayer en Madrid y organizada por iiR España. Guerrero ha apuntado que el Hospital de Torrejón supondrá una inversión de más de 130 millones de euros, y ha asegurado que confía en que se convierta en un “centro público de referencia para todos los madrileños basado en un modelo de colaboración público-privado y planteado a largo plazo”.

Durante su charla ‘Construcción, Gestión y Explotación del Nuevo Hospital de Torrejón de ardoz de la Comunidad de Madrid’, este experto en gestión sanitaria ha apuntado que el fin de obras del hospital está previsto para mediados de 2011 y que asistirá a un área de influencia de más de 134.000 habitantes. “Se convertirá un centro público integrado en la red asistencial de la consejería de sanidad, gestionado en régimen de concesión administrativa sanitaria por un período de 30 años, por un consorcio de empresas sólidas, solventes y líderes en su sector, con amplia experiencia en la gestión de infraestructuras públicas y en el modelo concesional sanitario”. En concreto, se trata de la alianza entre Ribera Salud, ASISA, FCC y Concessia, que se hacen cargo de la construcción y gestión del Hospital.

“Como empresas adjudicatarias hemos apostado claramente por una oferta cimentada en tres principios que nos han hecho liderar la gestión público-privada en España: la colaboración leal y duradera con la administración pública, la apuesta por los profesionales y su desarrollo profesional, y el compromiso con los ciudadanos para ofrecer una asistencia sanitaria pública de calidad”, ha añadido Guerrero.

El Hospital público de Torrejón está diseñado por el arquitecto Luis González Sterling e incorpora criterios de tecnología, innovación, sostenibilidad y confort, con la utilización de energías renovables con arquitectura bioclimática. Contará con habitaciones individuales, 10 quirófanos, 6 paritorios, una amplia cartera de especialidades y una tecnología puntera con historia clínica electrónica y radiología digital, de forma que los profesionales compartirán en tiempo real la historia de sus pacientes y podrán solicitar desde cualquier punto pruebas diagnósticas visualizando de inmediato los resultados.

Más de 10 años del ‘Modelo Alzira’

Por su parte, y en su intervención en la mesa “Alzira, 10 años después. La visión de la Administración y la concesionaria”, Elisa Tarazona, directora de Organización y Gestión Asistencial del Grupo Ribera Salud, ha apuntado que “desde que en 1999 se puso en marcha en la localidad de Alzira (provincia de Valencia) el primer hospital público español gestionado por una entidad privada, este modelo de gestión es estudiado con interés por organismos e instituciones nacionales e internacionales para incorporarlo a sus sistemas sanitarios”.

De hecho, Elisa Tarazona ha subrayado que en algo más de una década, Ribera Salud ha participado para la puesta en marcha un total de cinco hospitales públicos en la Comunidad Valenciana (Alzira, Torrevieja, Denia, Manises y Elche) así como en el Laboratorio central de la Comunidad de Madrid y el futuro centro de Torrejón de Ardoz. “El modelo se basa en la colaboración estratégica entre la Administración pública y un grupo de empresas. La Administración pública paga al concesionario una cantidad anual por cada uno de los habitantes del Área de Salud para que reciban una asistencia de calidad en las mismas condiciones que el resto de centros sanitarios de la red pública asistencial”. En este sentido, esta experta ha explicado que “la base del modelo es que el control de la prestación sanitaria corre a cargo de la Administración y la inversión inicial y dotación de recursos materiales y humanos, así como el riesgo financiero, se transfiere a las empresas concesionarias”.

Por todo ello, ha concluido señalando que el ‘Modelo Alzira’ se ha posicionado como una herramienta importante de gestión hospitalaria en un entorno en el que es necesario buscar nuevas vías para garantizar la sostenibilidad futura del sistema sanitario: “El Modelo Alzira ha demostrado que esta novedosa fórmula de colaboración público-privada es posible y viable desde el punto de vista asistencial y económico, porque combina la fortaleza del sistema público, ofreciendo una sanidad pública, gratuita y universal del más alto nivel, por lo que se han mantenido los principios del sistema público, introduciendo y aportando la flexibilidad y eficiencia de la gestión privada”. De hecho, la directora de Organización y Gestión Asistencial del Grupo Ribera Salud ha remarcado que “la Administración no pierde el control de la gestión, por lo que la calidad asistencial está garantizada”, al tiempo que le supone un coste inferior, que se sitúa en torno a un 20% más económico que los centros de gestión directa.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies