03 Jul El modelo concesional sanitario de colaboración público privada centra el interés de un curso de gestión e innovación en China

31032011122555curso china

03/07/2009

 

 

Tras más de diez años desde su implantación en el Hospital Universitario de La Ribera de Alzira, el modelo concesional sanitario de colaboración público privada sigue suscitando el interés de políticos y gestores en todo el mundo como muestra su presencia en el Curso Universitario de Gestión e Innovación de Salud en el Mundo Globalizado que se celebra hasta el 4 de julio en Shangai.

Este curso ha sido organizado por el Colegio Oficial de Médicos de las Islas Baleares (COMIB), en colaboración con la escuela de negocios China Europe Internacional Business School (CEIBS), un importante centro en el que jóvenes chinos y ejecutivos de alto nivel han podido familiarizarse en los últimos años con la realidad empresarial y cultural de España.

En él ha intervenido como ponente Alberto de Rosa, director general del grupo Ribera Salud, líder en el sector de las concesiones administrativas en España, quien ha analizado el modelo concesional y sus posibilidades de exportación a un entorno de gestión sanitaria internacional. En este sentido, ha destacado que tras diez años de funcionamiento, el modelo que ha desarrollado Ribera Salud, ha demostrado que es generador de salud, bienestar y riqueza y que, por tanto, es un modelo de futuro, cuya extensión es ya un hecho pero que es susceptible de seguir exportándose. Así, De Rosa se ha mostrado partidario de que, en esta fase de expansión, deben asumirse nuevos retos, valores y compromisos que hagan seguir avanzando y profundizando en el modelo.

El modelo concesional sanitario

En enero de 1999 se inaugura el Hospital de La Ribera de Alzira (Valencia). Se trata del primer hospital público español gestionado por una entidad privada, que dará lugar al “modelo Alzira”.

Este modelo sanitario de gestión mixta se basa en la colaboración leal entre la Administración pública y una empresa concesionaria, a la que se adjudica la prestación del servicio sanitario durante un periodo de tiempo preestablecido. Mientras que la Administración paga al concesionario una cantidad anual por cada uno de los habitantes adscritos, el concesionario se compromete a la buena marcha y gestión del servicio público. El control de la prestación sanitaria corre a cargo de la Administración mientras que la inversión y dotación de recursos materiales y humanos, así como el riesgo financiero, se transfiere a las empresas concesionarias.

Ventajas para pacientes y profesionales

El modelo de las concesiones administrativas sanitarias trae consigo importantes ventajas para pacientes y profesionales, entre las que destacan un menor tiempo de respuesta y una implantación mayor de innovaciones y desarrollos tecnológicos. Al mismo tiempo, la Administración se ve beneficiada por aspectos como: una importante descarga de los presupuestos públicos y por la transferencia del riesgo financiero.

A día de hoy, el modelo se ha extendido en la Comunidad Valenciana en cuatro hospitales más que cuentan con la participación del grupo Ribera Salud (Torrevieja, Denia, Manises y Elche). Además, es un modelo estudiado con interés por universidades y Administraciones públicas de España y de otros países.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies